A pesar de haber dado indicios de confrontar problemas para hacer el peso, Angel ‘Tito’ Acosta estuvo totalmente dominante en la noche del sábado al retener su cetro minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) por tercera ocasión cuando se apuntó una victoria por nocaut en el octavo asalto sobre el mexicano Ganigan López en un combate celebrado en el Fantasy Springs Casino de Indio, California.

El boricua, ahora con marca de 20-1 y 20 nocauts, comenzó la pelea exhibiendo un nuevo estilo más metódico y pausado y usando mucho el jab, pero estremeció a su rival de 37 años con una combinación en  el segundo asalto y de ahí en adelante controló el combate sin problemas,

El final se suscitó en el octavo episodio cuando Acosta volvió a estremecerlo y procedió a demolerlo con una combinación de golpes que dejó a López con las rodillas y las manos sobre el ring hasta que el árbitro terminó su conteo a los 1:55 minutos del octavo episodio.

Luego del combate, Acosta, quien marcó 108.4 libras en su primer intento sobre la báscula el viernes antes de despojarse de toda la ropa y marcar el límite de las 108, reclamó por una pelea unificatoria.

“Quiero unificar, pero también que me compensen económicamente bien”, dijo, recalcando su interés en medirse con el japonés Ken Shiro, monarca del CMB.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*