“Puede ser una pelea interesante”

Angel ‘Tito’ Acosta entrenó junto a su amigo y compañero de cuadra, Alberto ‘El Explosivo’ Machado, cuando este terminaba su preparación con Freddie Roach en el gimnasio Wild Card, de Los Angeles, para la defensa del 9 de febrero en Indio, California, de su cetro junior ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el californiano de ascendencia mexicana Andrew Cancio.

Y ahora, después de haberse preparado en el mismo gimnasio con el mismo entrenador, Tito (19-1 y 19 nocauts) se apresta a exponer este sábado, en el mismo escenario del Fantasy Springs Casino de Indio, su cetro minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante el mexicano Ganigan ‘Maravilla’ López, un zurdo de 37 años que fue campeón minimosca del CMB y tiene marca de 35-8 y 19.

Pero Tito, de 28 años, aseguró este miércoles en una entrevista telefónica que no le afecta en ningún sentido el haber visto a Machado caer noqueado en el cuarto asalto bajo circunstancias tan semejantes.

“En nada me afecta”, dijo el peleador de Barrio Obrero. “Si acaso me motiva más”.

“Alberto no va a poder estar aquí, porque él ya está entrenando en Puerto Rico para volver a la carga”.

Al igual que ocurría con Machado, quien era un amplio favorito -en proporción de hasta 9 ½- 1- para vencer a Cancio, Tito tiene el respaldo abrumador de las casas de apuestas, aunque 9 -2.

Ganigan López colgó esta foto en su cuenta de Facebook en los pasados días.

 

Sin embargo, él está consciente de que Ganigan puede resultar más peligroso de lo que reflejan esos números.

“Puede ser una pelea interesante”, dijo. “Ganigan es un veterano, un peleador que ya tiene más de 40 peleas, y que sabe lo que es haber sido campeón mundial”.

“El tiene la experiencia”.

“Pero yo creo que él va a venir a usar esa experiencia conmigo, a boxearme”, agregó. “No creo que vaya a pararse a intercambiar golpes conmigo”.

En el gimnasio, dijo, “estuvimos haciendo lo mismo que para la pelea anterior, practicando mucho el jab”, continuó, “pero también estuvimos practicando mucho los golpes que planeamos usar en esta pelea”.

Entretanto, Ganigan, nativo de Amecameca en el Estado de México, quien ha colgado en su cuenta de Facebook varias fotos recientes en las que aparece con los pectorales muy marcados, dijo hace poco en una entrevista con un medio de su país:

“Aún quiero ser campeón del mundo y no son solo palabras, veo mis peleas y siento que tengo con qué, y sigo en camino a volver a serlo”.

“Detrás del sueño de ser campeón del mundo hay mucho sacrificio, la gente ni lo sabe, en mi caso ya lo fui y quiero volver a serlo una vez más, no le debo ni me debe nada el boxeo”.

Agregó: “En la casa hablar de boxeo es todo, mi abuelo paterno fue boxeador en los años sesenta, mi padre, mi hermano mayor, vino mi turno y ahora viene el tiempo de mi hermano pequeño”.

“Cuando llegamos a lo más alto de la vida, cuando estuvimos a medias, cuando estuvimos abajo, siempre estuvieron ahí las personas que realmente se preocupan por mí que son mi familia, por ellos es que quiero ser una vez más campeón mundial”, continuó en un tono más bien filosófico el peleador que está ligado desde hace una década a la empresa Teiken, del poderoso proomotor japonés Akihiro Honda y entrena desde hace 10 años también con el japonés Ten Michido.

Luego de perder por decisión ante su compatriota Pedro Guevara en Mazatlán en julio de 2015 en su primer intento de conquistar el cetro del CMB, López se coronó en marzo de 2016 en Kyoto al vencer a Yu Kimura por decisión mayoritaria.

Retuvo el cetro en julio de ese año en Ciudad de México al vencer por decisión unánime al filipino Jonathan Taconing, pero luego lo perdió por decisión mayoritaria en Japón ante Ken Shiro, quien lo noqueó en dos asaltos en la revancha en mayo del año pasado.

Taconing, de paso, figuraba hasta el mes pasado como primer clasificado por la OMB en las 108 libras y posible retador obligatorio de Tito, quien tiene pendiente su obligatoria para su próxima presentación.

Pero en sus clasificaciones de este mes la OMB bajó a Taconing del primer al tercer lugar, por inactividad, y colocó como primer retador al japonés Tetsuya Hisada.

“Vi eso, pero realmente no sé si mi próxima pelea será la mandatoria o no”, dijo Acosta.

Sí sabe, sin embargo, que no hay planes de subir de peso por el momento.

“Sigo haciendo las 108 libras sin ningún problema”, dijo. “Ahora mismo (el miércoles) ya estoy solo dos libras por encima”.

No descarta, incluso, la posibilidad de una pelea unificatoria.

“No se ha hablado nada de eso pero dependería de las ofertas que haya”, dijo. “Sí me interesaría pelear con los otros campeones”.

Las dos empresas promotoras que dirigen su carrera, la Miguel Cotto Promotions y la Golden Boy Promotions, han expresado la intención de que, de salir airoso de su pelea del sábado, Tito haga su próxima pelea en junio como parte de la misma cartelera en la que Machado haga la revancha con Cancio.

Total
9
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*