El ex entrenador de Christopher ‘Pitufo’ Díaz no cree que el cotizado peleador barranquiteño tomó una buena decisión al aceptar una pelea con el invicto prospecto de la Top Rank, Shakur Stevenson, en su próxima presentación.

“Para ser sincero”, dijo Raúl ‘Chino’ Rivas, el entrenador de ascendencia boricua radicado en Nueva Jersey, “si todavía estuviera entrenando conmigo él no hubiera cogido esa pelea”.

“Es una pelea durita y Pitufo no tiene mucho que ganar: no es por un título ni es una eliminatoria”, agregó, “y, si gana, la gente va a decir que tenía que ganar, porque es el más veterano de los dos”.

Con marca de 24-1 y 16 nocauts, Pitufo, de 24 años y ligado promocionalmente a la empresa Top Rank del promotor Bob Arum, se medirá a 10 asaltos el 20 de abril en el Madison Square Garden con Stevenson (10-0 y seis), de 22 años, medallista de plata por Estados Unidos en el peso pluma en los Juegos Olímpicos de 2016 y considerado uno de los mejores prospectos del boxeo mundial.

El combate formará parte de la cartelera estelarizada por la defensa del campeón welter de la OMB, Terence Crawford, ante Amir Khan.

Originalmente, Pitufo, quien ahora está entrenando con Freddie Roach en Los Angeles, iba a medirse el 17 de este mes en el Teatro Hulu del Garden con el excampeón mundial supergallo Jessie Magdaleno (25-1 y 18).

“La verdad es que no entiendo ese cambio”, dijo Rivas, quien entrena al campeón junior ligero de la FIB, Tevin Farmer y al exmonarca junior ligero de ascendencia boricua, Jason ‘Canito’ Sosa.

“Pitufo es demasiado fuerte para Magdaleno en el peso pluma y le hubiera dado un nocaut impresionante a alguien que había sido campeón mundial”.

No obstante, Rivas aseguró que sigue teniendo una relación de amistad con el peleador al que condujo a su única oportunidad titular en julio pasado, cuando cayó por decisión en Kissimmee ante Masayuki Ito al disputar el vacante cetro junior ligero de la OMB.

En total, Pitufo estuvo con él en cuatro peleas luego de desligarse del entrenador Ricky Márquez a mediados de 2017.

“Yo siempre respeto la decisión de los boxeadores y cuando él me dijo que deseaba hacer un cambio e irse a hacer su próximo campamento con Freddie Roach yo le dije que le deseaba lo mejor y que siempre estaría disponible para ayudarlo en lo que él quisiera”, dijo Rivas, “aunque tampoco fue algo que entendí: en su última pelea (el 24 de noviembre en Puerto Rico cuando noqueó en un asalto a David Berna) él hizo las 126 libras sin problemas y estaba muy fuerte cuando llevaba más de un año sin hacer ese peso”.

Actualmente Rivas prepara en su gimnasio a Farmer (28-4-1 y seis nocauts) para una defensa titular el 15 de este mes en Filadelfia ante el irlandés Jono Carlo (16-0-1 y tres), su tercera defensa titular desde que ganó el vacante cetro de la FIB en agosto pasado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*