La cancelada temporada de la Liga Superior de voleibol masculino, que debía comenzar en mayo, está dando señales de vida.

Semanas atrás, el presidente de la Federación, Dr. César Trabanco, anunció la cancelación de la temporada cuando el equipo de los Gigantes de Carolina solicitó y recibió una dispensa y solo quedaron cinco equipos disponibles para jugar, cuando dos de ellos—Toa Baja y Naranjito— habían dicho que solo jugarían si se garantizaba un mínimo de seis sextetos.

Sin embargo, al parecer ha surgido ahora la posibilidad de que jueguen los Cafeteros de Yauco, con un nuevo apoderado, aumentando la nómina a seis equipos.

Pero aunque se superaría uno de los principales obstáculos para que se salve la temporada, sin embargo, todavía quedarían otros problemas mayores que resolverse, según supo The Gondol.

Entre ellos estaría la disputa con la Asociación de Jugadores, que no acepta el tope salarial de $8,000 que quiere imponer la liga, y, el otro, la fecha del torneo, al entender varios equipos que ya no habría tiempo para comenzar la temporada en mayo, como estaba previsto.

Otra posibilidad es empezar en junio, pero eso acarrearía la complicación de que tuviera que detenerse el torneo en julio, cuando la Selección Nacional esté activa en los Juegos Panamericanos.

De todos modos, varios apoderados de la liga tenían previsto celebrar una reunión informal este sábado en la noche en Mayagüez para estudiar las alternativas.

Entretanto, la Liga Puertorriqueña de voleibol masculino, que el año pasado comenzó su temporada en octubre y tenía planes para adelantarla para el verano si en efecto recesaba la liga masculina, está a espera de que la Federación confirme que su torneo en efecto quedó cancelado para decidir cuándo celebrar su temporada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*