En la campaña pasada, los Toritos de Cayey jugaron prácticamente toda la temporada regular utilizando como parque local el Hermanos Marrero de Aibonito en la Sección Sur, pero eso no impidió que llegaran primeros con marca de 13-3 y eventualmente ganaran su primer campeonato de la Doble A en 32 años.

Este año, el Pedro Montañez, que tuvo que ser reparado después del paso del huracán María, ha estado disponible desde el primer momento, pero el dirigente del equipo, Pepito Centeno, no cree que jugar en Aibonito hubiera sido una desventaja.

“A decir verdad, nosotros nos sentimos muy cómodos jugando allí”, dijo Centeno, quien estuvo de bench coach en la temporada pasada y fue nombrado para dirigir a los Toritos este año luego de que el dirigente Edgardo Lebrón renunciara en diciembre por razones personales y familiares.

“Este año va a haber dos equipos jugando en Aibonito —Aibonito y Barranquitas— y creo que nosotros nos vamos a sentir muy bien también cuando juguemos allí como visitantes”.

Aparte del cambio en la dirección, y que el anterior coapoderado Alberto Rivera sustituyera a Héctor de Jesús como apoderado, la confección del equipo no ha variado mucho de un año para otro, y contará nuevamente como principal carta de triunfo con el veterano lanzador derecho Fernando Cabrera, quien acumuló un récord de 8-0 con 0.79 en la campaña regular, completó el torneo manteniendo una racha de 19 victorias seguidas y fue seleccionado como Lanzador del Año.

Pepito Centeno, quien trabaja para MLB, se hizo cargo este año de la dirección de los Toritos. [suministrada]

Juan Carlos Burgos (2-0 y 2.18 en 2018) también regresa como segundo abridor del equipo, pero Centeno no descarta que eventualmente se una al elenco el veterano lanzador profesional Hiram Burgos, seleccionado por el equipo en el sorteo de diciembre por ser natural del pueblo.

“El está trabajando actualmente de coach en las ligas menores con los Cerveceros de Milwaukee”, dijo Centeno, “pero es posible que más adelante en la temporada él tenga unos espacios para venir a lanzar en unos juegos importantes”.

Aparte de eso, el equipo solo hizo dos cambios: recibió al jardinero Jean C. Navarro y al jugador del cuadro André Rodríguez de San Lorenzo y al receptor José de la Torre de Juana Díaz.

“Navarro es el bate zurdo que nos hacía falta y André es más bien un utility”, dijo Centeno, quien se dio a conocer como coach de Mako Oliveras con los desaparecidos Metros de San Juan  “el siglo pasado, como digo yo”.

“De la Torre era el catcher regular en Juana Díaz”, agregó. “Nuestro catcher es Axel Vélez, pero iba a ser muy fuerte para él catchear los dobles juegos”.

El resto del equipo es básicamente el mismo, con figuras como el intermedista Richard González, quien fue el campeón de bateo nacional con un promedio de .500 en 2018, y 12 remolcadas, el jardinero Brahiam Maldonado (.420 con 5 jonrones y 12 empujadas) y el inicialista Kevin Luciano (.333 con un jonrón y ocho remolcadas).

“El núcleo sigue igual”, dijo Centeno, “y la experiencia que ese campeonato le dio a Cayey es que ahora el equipo sabe lo que es capaz de hacer y tiene más confianza, aunque no exceso de confianza”.

Con la restructuración de la Liga, ahora Cayey volvió a formar parte de la Sección Central, donde tendrá de rivales a Cidra, Barranquitas, Aibonito y Comerío.

“Es una sección fuerte, pero esperamos tener otra buena temporada siempre y cuando nos mantengamos saludables”, dijo Centeno, quien antes laboró en la oficina de scouting de MLB y actualmente “le doy servicio a MLB en su labor de Desarrollo de Peloteros en Puerto Rico”.

Dicho todo esto, el comienzo de temporada ha sido complicado para el equipo: en el juego inaugural en Cayey, el domingo 24 de enero, Cabrera vio detenida su racha victoriosa al caer 11-3 ante Aibonito, y, luego de ganarle la semana siguiente a los Polluelos, este pasado domingo en Aguas Buenas, donde Comerío juega como local, los Toritos no pudieron celebrar la primera victoria de Cabrera cuando el juego se suspendió por lluvia en la parte baja de la novena entrada con el marcador 6-2 a su favor.

“Aunque la liga no lo ha anunciado, según un acuerdo entre los dos apoderados el primer juego se va a reanudar, seguido del segundo, el miércoles 20 de marzo en Cayey, jugando Comerío como local”, dijo Centeno.

Este domingo, los Toritos se miden en doble encuentro a Yabucoa (2-2) en el parque Francisco Negrón, de Las Piedras, hogar local de los Azucareros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*