Semanas atrás, cuando se le preguntó en una entrevista telefónica si le preocupaba la enorme ventaja en estatura que tenía Alberto ‘El Explosivo’ Machado sobre él, Andrew Cancio ofreció una respuesta inesperada: “Eso me conviene, porque de todos modos ese es mi estilo de pelea, buscar la pelea adentro”.

En efecto, el peleador de 5-6 de estatura aprovechó al máximo su desventaja de más de cuatro pulgadas en estatura ante el boricua, lastimándolo constantemente con sus golpes al cuerpo, hasta que finalmente se apuntó este sábado una sorpresiva victoria por nocaut a los 2:16 minutos del cuarto asalto para convertirse en el nuevo campeón ‘regular’ de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) para las 130 libras en un combate efectuado en el Fantasy Springs Casino de Indio, California.

Ahora con marca de 20-4-2 y 15, Cancio, un californiano de ascendencia mexicana de 30 años de edad, desfavorecido hasta por 33-1 en las apuestas, de primera instancia parecía encaminarse a ser otra rápida víctima de Machado, quien en su defensa anterior había despachado en el primer episodio a Yuandale Evans para dejar su marca en 21-0 y 17.


A mediados del primer asalto, de hecho, Machado le conectó un perfecto oper de izquierda al mentón, enviándolo a la lona.

Pero, en vez de amilarnase, Cancio se lanzó al ataque de inmediato y terminó el asalto haciendo retroceder a Machado y pegándole con autoridad.

En el segundo asalto, Cancio incluso lo lastimó con un gancho al cuerpo, y de de ahí en adelante ese fue fue el golpe que le dio la clave de la victoria: aunque en ocasiones también conectaba buenos golpes, Machado peleó el resto del combate encorvándose y cubriéndose los planos bajos.

Cancio, naturalmente, se percató de ello e insistió en el ataque al cuerpo, hasta que en el cuarto asalto derribó tres veces al boricua con ese tipo de golpe hasta que el árbitro detuvo el encuentro.

“Me sentí débil”, dijo Machado luego del combate. “La revancha sería buena, pero creo que tal vez tendría que subir a las 135 libras”.

Antes de la pelea, Machado, quien había admitido que consideraba a Cancio un rival peligroso debido a que era un peleador que vendría a atacarlo empleando la típica agresividad de los mexicanos, había afirmado que esta semana iría a sus médicos para que estos le dijeran si podía permanecer algún tiempo más en las 130 libras.

Cancio, entretanto, dijo: “Esta era la pelea de mi vida. Me siento bien de haber ganado por nocaut, sin dejar que fuera a la tarjeta de los jueces”.

“Me conectó un buen golpe al principio, pero fue una caída momentánea. Enseguida sentٕí que había recuperado mis piernas”.

Machado, finalmente, se convirtió en el tercer campeón boricua consecutivo que pierde su corona: José ‘Sniper’ Pedraza perdió su cetro ligero de la OMB en un choque unificatorio con Vasyl Lomachenko el 8 de diciembre y Jesús Rojas perdió su cetro pluma ‘regular’ de la AMB ante Can Xu el 26 de enero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*