“Ganigan es un rival de cuidado”

Juan de León, manejador de Angel ‘Tito’ Acosta, cree que la defensa que el campeón minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) tiene prevista para el 30 de marzo contra el mexicano Ganigan López puede ser la más fuerte de su carrera hasta ahora.

“Tito está muy consciente de que va contra un mexicano que ha sido campeón mundial y que es un peleador muy disciplinado”, dijo De León sobre el zurdo de 37 años de edad y marca de 35-8 y 19 nocauts que reinó como monarca de las 108 libras por el CMB con dos defensas entre 2016 y 2017.

“Y todo el grupo está consciente de eso”.

Con marca de 19-1 y 19 nocauts, Acosta estará haciendo su tercera defensa titular en un programa que se efectuará en el Fantasy Springs Casino de Indio, California, en una copromoción de la Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya y la Miguel Cotto Promotions a la que está ligado promocionalmente el boricua.

López está ligado a su vez a la Teiken Promotions, la empresa del poderoso promotor japonés Akihiro Honda.

“Si está con Teiken es por algo”, dijo De León sobre la compañía que, aparte de contar con sus propios peleadores japoneses, también acostumbra a firmar a importantes peleadores extranjeros, como es el caso de López y del tres veces campeón mundial venezolano, Jorge Linares.

“Ganigan es un rival de cuidado”.

“Tito empezó a prepararse en diciembre, cuando todavía estaba en Puerto Rico”, dijo De León, “porque primero se pensaba que iba a hacer la defensa mandatoria el 2 de febrero en Puerto Rico con Ryuji Hara”.

“Pero cuando a fines de diciembre Hara informó que se había vuelto a lesionar y que no podía pelear, paramos de entrenar por unos días porque nos dijeron que la defensa ya no sería en esa fecha ni en Puerto Rico”.

A principios de enero, finalmente, Tito viajó a Los Angeles para comenzar a entrenar en el Wild Card con Freddie Roach, su segundo campamento con el afamado entrenador norteamericano.

Pinky Colón estará activo este sábado en México.

 

“Va a tener tres meses de preparación, que es como a mí me gusta”, dijo De León, quien admitió que él “todavía no ha botado el golpe” de la derrota sufrida por su otro pupilo estelar, Alberto ‘El Explosivo’ Machado, quien perdió el cetro junior ligero de la AMB al sorpresivamente caer noqueado en el cuarto asalto ante el californiano Andrew Cancio en el mismo escenario del Fantasy Springs el 9 de febrero.

El propio Machado, quien también entrenó con Roach en el Wild Card, atribuyó su derrota a que tuvo un entrenamiento de solo cinco semanas y llegó al mismo pesando más de lo acostumbrado, debido a que su hijo acababa de ser operado y él decidió permanecer unos días adicionales en Puerto Rico en lo que se recuperaba.

Pero De León, quien entre una cosa y otra lleva más de tres meses en Los Angeles con sus boxeadores, tendrá un respiro cuando este sábado acompañe a una cartelera en Mérida, Yucatán, a otro de sus peleadores, Emanuel ‘Pinky’ Colón, el welter barranquiteño radicado en Buffalo que tiene marca de 14-1-1 y 13 nocauts, quien estará peleando a seis asaltos.

“Es una pelea cómoda, porque Pinky está reapareciendo después de estar un año sin pelear”, dijo De León, hermano del excampeón mundial Carlos ‘Sugar’ de León, que también reside en Buffalo.

“En un guanteo él sufrió un desgarre del bíscep—parecido al que sufrió Miguel Cotto en su pelea son Sadam Ali, aunque no tan grave— y tuvieron que operarlo”.

“Pero Tito va a seguir entrenando con Freddie en esos días”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*