Carlos Pieve, quien estuvo relacionado con el béisbol invernal puertorriqueño en diferentes facetas, desde anotador oficial, hasta gerente general y, más tarde, elocuente crítico y comentarista, falleció al filo de la medianoche del sábado a la edad de 89 años.

Aunque logró grandes éxitos como gerente general, consiguiendo campeonatos con los Indios de Mayagüez en las temporadas de 1977-78, 2002-2003 y 2004-05, y con los Lobos de Arecibo en la de 1982-83 — ganando incluso el campeonato de la Serie del Caribe –Pieve se convirtió en uno de los comentaristas y analistas deportivos de más impacto en el país cuando, en la década de los años ochenta, se distanció de la Liga y se convirtió en uno de sus críticos más acérrimos, a partir de su celebre libro titulado ‘Los genios de la insuficiencia’.

Eventualmente, aunque también era un estudioso del hipismo, cobró más renombre como comentarista de béisbol como columnista de El Nuevo Día y con sus propios programas de radio y televisión.

Radicado en Carolina, Pieve se mantuvo retirado del periodismo y del béisbol luego de sufrir un infarto cerebral en 2007.

Se encontraba hospitalizado desde hacía varios días, según informaron algunos familiares cercanos, quienes adelantaron que su cuerpo será cremado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*