Enseñanza de Grandes Ligas en Gurabo

Gurabo – El estadio Evaristo “Varo” Roldán  se cubrió de risas y gritos de algarabía desde temprana horas de la mañana del sábado durante la clínica que dieron los Medias Rojas de Boston y los Criollos de Caguas en el recinto gurabeño.

Sobre el terreno se encontraba el dirigente de los campeones de la Serie Mundial, Alex Cora, impactando a 150 niños y jóvenes del área este, pertenecientes a diversos programas del Departamento de Vivienda Pública, el Departamento de la Familia y el Departamento de Recreación y Deportes (DRD).

“El que ustedes estén aquí significa mucho”, dijo Cora a un grupo de padres que estaban sentados en las gradas del estadio.

“Siempre me he sentido cómodo –cuando jugaba, cuando dirijo o coacheo–  si miro a las gradas y veo  a mami (Iris Amaro) y mi familia.  Esto no es un cuido, esto no es un kindergarden. Sé que el que estén ahí con sus hijos significa mucho para ustedes. Pero significa mucho más para ellos. El que estén ahí para los momentos buenos y también para los momentos malos. Bueno, no hay momentos malos en el béisbol”, prosiguió Cora. 

Junto al piloto cagüeño estuvieron el antesalista Rafael Devers; los coaches de los Medias Rojas Andy Barkett y Carlos Febles; así como el dirigente de los Gigantes de Carolina y coach de bateo de los Astros de Houston, Alex Cintrón; el coach de bateo de los Gigantes y  coach de primera base de los Angelinos de Los Ángeles, Jesús “Motorita” Feliciano; y el dirigente de los Cangrejeros de Santurce y miembro de los Medias Rojas, Ramón Vázquez.

Alex Cora imparte algunos consejos a los jóvenes peloteros. [suministrada]

“No todo el mundo  va a ser un grandesligas ni todo el mundo va a llegar a ser un dirigente en las Grandes Ligas, pero todo el mundo sí puede ser un ciudadano de bien. Las situaciones  que tenemos en el terreno de juego la podemos usar para educar a nuestros niños”, señaló Cora.

Barkett y Cintrón trabajaron las destrezas de bateo en el tee, mientras que Febles y Vázquez trabajaron  en enseñar la manera correcta de defender el cuadro interior. Por su parte, Feliciano trabajó en los aspectos defensivos en los jardines.

“Esta experiencia nos ayuda a seguir creciendo dentro del béisbol. Nosotras estamos comenzando a practicar el deporte y los consejos que están dando valen mucho”, dijo Luzdalishka Hernández, jugadora del equipo de béisbol femenino de la Escuela Vocacional de Caguas, luego de tener una pequeña conversación con Vázquez.

Su compañera Natalia de la Cruz aseguró haber estado nerviosa antes de la clínica, en donde cada grupo pasaba 20 minutos en cada una de las estaciones y concluyó al medio día.

“Al principio estaba nerviosa por quiénes son las personas que están dando la clínica y la realidad de que nosotras apenas estamos comenzando en este deporte. Nos queda mucho por saber. Lo mejor de toda la actividad es que pudimos aprender de ellos”, aseguró De la Cruz.

Los participantes tienen un recuerdo: una foto con Cora y sus colegas entrenadores. [suministrada]
Total
5
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*