Celebran las Llaneras en su casa

Las Llaneras de Toa Baja conquistaron este miércoles el campeonato de la Confederación Puertorriqueña de Voleibol (COPUVO) al vencer nuevamente en tres sets (25-17, 25-22 y 25-20) a las Sabaneras de Cidra para barrer en tres partidos la serie programada a un máximo de cinco encuentros.

Legna Hernández -quien luego fue seleccionada como la Jugadora Más Valiosa de la serie- fue la mejor anotadora con 10 puntos, empatada con Dulce María Téllez, mientras que Carola River era la mejor con siete puntos por Cidra, que no logró ganar ni un set en la serie aunque en el partido del miércoles luchó de tú a tú en los últimos dos parciales.

El partido se celebró en el Coliseo Antonio R. Barceló de Toa Baja ante una entusiasta concurrencia, que incluyó al alcalde toabajeño Betito Márquez.

Jizzyan Gesualdo acomoda un balón durante la victoria en tres parciales de las Llaneras sobre Cidra. [foto Laura Mojica]

“El apoderado (el ingeniero Marcos Martínez) siempre vio esto como una preparación para la temporada de Superior y ha sido así”, dijo el dirigente David Alemán, quien regresó a dirigir el tercer juego después de haberse ausentado de los primeros dos -delegando en su asistente, Juanmi Ruiz- por razones de salud.

“Cuatro de las jugadoras de este equipo van a estar también con el de Superior, y las cuatro podrían ser regulares”, agregó Alemán, quien también será el dirigente de las Llaneras cuando la franquicia que antes estuvo en Ponce retorne ahora a la Liga Superior a partir del 24 de enero.

“Eso quiere decir que voy a tener a cuatro jugadoras que van a estar en muy buena condición de juego”.

Estas son Téllez, las novatas Kanisha Jiménez y la acomodadora Jizzyan Gesualdo, quienes vienen de jugar colegialmente en la NCAA, y la libero Nayka Benítez.

“Pero nosotros trabajamos mucho: mientras en esta liga los equipos practican una vez a la semana, nosotros practicamos tres”, agregó, “y cuando empezamos a practicar en Superior, algunas practicaban hasta cuatro veces a la semana”.

Kanisha Jiménez, de las nuevas campeonas, pasa el balón para punto. [foto Laura Mojica]

La veterana Téllez, una cubana que comenzó su carrera aquí como refuerzo con Guaynabo en 2010 y pasó a jugar como nativa desde su segundo año, alabó su primera experiencia en COPUVO.

“La mayoría de las jugadoras de Superior que juegan en esta liga la usan como preparación para la temporada de Superior”, dijo la jugadora, quien fue la mejor anotadora del equipo en los tres partidos de la serie, “pero fue una experiencia que me gustó”.

“Es una liga que tiene un buen nivel”.

En el caso de las Llaneras, naturalmente, la experiencia tuvo un ingrediente adicional: “Nos ayudó a aclimatarnos a esta cancha, porque es la misma donde vamos a jugar en Superior”.

Total
19
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*