Los factores impredecibles en la NBA son los que convierten a la liga en una interesante durante prácticamente los 12 meses del año.

Así, por ejemplo, aunque los Warriors entraron a la pasada temporada como los favoritos y eventualmente ganaron el campeonato, hubo movidas de jugadores que dieron resultados que nadie hubiese podido adivinar, como Victor Oladipo teniendo una mejor temporada que Paul George luego de las universales críticas a los Pacers por haber efectuado un “pésimo” cambio.

A un mes de comenzar los campos de entrenamiento, la ola de cambios y movimientos en la liga parece en gran medida haber llegado a su fin, con el Este tornándose en la Liga AA tras las salida de más estrellas que desertaron al Oeste, y tal vez el mejor jugador de todos los tiempos cambiando de dirección, lo que seguramente hará que la liga se vea sumamente diferente cuando vaya la bola al aire.

A continuación los ganadores de una alocada agencia libre:

Warriors de Golden State (de nuevo)

Los Warriors ganaron doblemente este verano. No sólo reforzaron su escuadra con la adquisición mega barata de Boogie Cousins, quien encontró un mercado en crisis y optó por firmar por un año y $5.3 millones en lo que demuestra que está saludable tras la ruptura del tendón de aquiles, sino que su mayor contrincante tuvo contratiempos manteniendo el núcleo intacto. Si Demarcus no funciona, el golpe es mínimo y las salidas de Trevor Ariza y Luc Richard Mbah a Moute en Houston eliminan la identidad defensiva que tenía a Golden State contra las cuerdas en las finales del Oeste. Adicional, nadie especialmente importante se unió a LeBron en Los Ángeles esta temporada, y San Antonio perdió su estrella. Ante este panorama, nadie parece tener los quilates para detener a los Warriors de su tercer campeonato al hilo y su cuarto en cinco años.

Lakers de Los Angeles

No todos los días se recibe a una leyenda en tu escuadra. La decisión de LeBron de mudarse a Hollywood es el primer paso para salir de la angustia que se vive en La La Land desde el 2013, cuando participaron de la postemporada por última ocasión. El resto del verano no fue tan exitoso, culminando con una escuadra de locura con personajes como Lance Stephenson, Javale McGee y Michael Beasley, entre otros. Es muy probable que LeBron no pueda ni salir de la primera ronda en el competitivo Oeste, pero ya suenan los rumores de una unión con Kawhi Leonard en un año cuando toque la agencia libre y los Lakers tengan el espacio en el tope salarial para firmarlo, adicional a fichas jóvenes de valor para cambiar por otra superestrella. Puede ser que pronto regresen los años de gloria a L.A.

Celtics de Boston

Solamente la salida de LeBron los convierte en ganadores, ya que fueron los finalistas de conferencia contra los Cavs. A eso se le añade que regresan con el mismo equipo que batalló contra James, más dos exquisitas adiciones, Kyrie Irving y Gordon Hayward, ambos regresando de lesiones que no le permitieron jugar durante una buena parte del torneo. Con un año más de experiencia para sus jóvenes estrellas, los Celtics podrían presentar un trabuco como pocos en la liga. La rotación de Irving, Jaylen Brown, Hayward, Tatum, Horford, Marcus Smart, Morris y Terry Rozier, liderados por uno de los mejores, sino el mejor, dirigente de la liga, lo consolida como el segundo mejor equipo de la NBA.

Raptors de Toronto

Desde su llegada en el 2013, el respetado gerente general de los Raptors, Masai Ujiri, trató primero de tocar fondo para luego crear un verdadero contendor en Toronto, ya que el núcleo de entonces, liderado por Kyle Lowry y DeMar Derozan, fueron heredados de la pasada administración. El cambio que trajo a Kawhi Leonard y Danny Green de los Spurs por Derozan, Jakob Poeltl y un turno en el draft es un éxito para Ujiri en dos frentes. En primer lugar recibe en Leonard a un jugador que, de estar saludable, es de los mejores cinco en la liga y el mejor jugador defensivo de perímetro. La salida de LeBron deja el camino libre para que otro equipo pueda representar la conferencia, y Toronto se posiciona como uno de los favoritos. Si en un año Kawhi decide abandonar Canadá por otros lares, los Raptors estarían a un cambio de Lowry de tocar fondo y rehacer la escuadra a gusto y gana de Masai. Aparte, todas las estadísticas, tradicionales y de avanzada, apuntan a que los Raptors fueron mucho mejores con Derozan en el banco que con él en cancha.

Thunder de Oklahoma City

El Thunder regresa con prácticamente la misma escuadra que fue eliminada en la primera ronda por un joven equipo en Utah, pero tras un año de especulaciones y casi certidumbre de que Paul George abandonaría el barco para irse a algún equipo en Los Ángeles, en especial Los Lakers, PG se quedó por cuatro años más. Cuánta diferencia hace eso en el gran panorama de la liga está por verse, pero OKC hubiese quedado en el purgatorio con solo Westbrook y Steven Adams en una dominante conferencia del Oeste.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*