Cuatro japoneses para los Gigantes

Incluso desde antes de que fuera ratificado la semana pasada como administrador de los Gigantes de Carolina, Guillermo Martínez, quien había desempeñado el mismo puesto cuando el equipo estaba bajo la jurisdicción del municipio de Carolina, había comenzado a trabajar calladamente con vistas a la próxima temporada.

“Yo mismo fue quien preparó la lista de reservas y de los jugadores que dejamos libres”, explicó, “pero era solo que había que pasar por el proceso de ser aprobados de nuevo por la Liga antes de hacerse oficial”.

En esa reunión de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, Martínez fue aprobado como delegado del equipo ante la Junta de Directores del organismo, a la vez que se informó que el alcalde de Carolina, José Carlos Aponte Dalmau, se había comprometido a aportar este año $50,000 al funcionamiento del equipo que por segunda temporada seguida jugará como local en el Hiram Bithorn, para reasumir las riendas de la novena en la temporada de 2019-20, cuando se espera que vuelva a estar disponible el estadio Roberto Clemente Walker.

“Yo también soy el presidente de la junta de Directores de la corporación Carolina Baseball Club, que es la que va a administrar el equipo”, agregó Martínez.

Martínez también nombró de inmediato a Gil Martínez como gerente del equipo, al igual que lo fue hasta hace dos años antes de que el equipo fuera administrado por la liga en la abreviada temporada de enero de este año, colocando como administrador al exsecretario de Justicia, César Miranda.

Y a pesar de haber estado en funciones oficialmente por poco más de una semana, ya los Gigantes parecen estar trabajando a toda velocidad en preparación para la temporada que comienza el 15 de noviembre.

“Vamos a traer a cuatro japoneses”, dijo Guillermo Martínez, “dos lanzadores, un outfielder y un utility que juegue segunda y el siore.”

“Y también estamos trabajando para tener algún tipo de acuerdo de trabajo con los Piratas de Pittsburgh”, dijo, “de modo que ellos piensen primero en nosotros cuando quieran que algunos de sus prospectos adquiera más experiencia”.

En las pasadas temporadas, los Gigantes han contado con jugadores japoneses, como Daisuke Matsuzaka (en la foto), el exlanzador de liga grande que tuvo una breve participación aquí en la pasada campaña.

Igualmente, los Gigantes reclutaron al veterano Rubén Gotay, dejado en libertad por los Criollos de Caguas, para que sea uno de sus coaches.

“Rubén está trabajando como coach en los Estados Unidos (con Clearwater, filial en Clase A de los Filis de Filadelfia) y a veces esas organizaciones no quieren que sus coaches jueguen en el invierno”, explicó, “pero Rubén tuvo muy buena actuación con los Criollos en la pasada temporada y quizás terminemos viéndolo en el terreno en algún momento”.

Carmelo Martínez dirigió a los Gigantes en el pasado torneo pero, aunque fue uno de los candidatos para permanecer en el mando, no quedó disponible por haber aceptado una oferta para trabajar como coach con otro equipo, explicó Guillermo Martínez.

“Pero estamos evaluando a varios candidatos y debemos tener una decisión muy pronto”, dijo.

“Lo que sí es definitivo es que vamos a tener un equipo de mucha juventud, pero también con algunos veteranos como Anthony García, quien tuvo una gran temporada el año pasado y Jeffry Domínguez”.

Igualmente, en el sorteo de novatos que se llevará a cabo en octubre, los Gigantes, que ya tenían la primera selección por haber llegado cuartos en la temporada pasada, también tendrán el tercer turno al haberlo obtenido de los Indios de Mayagüez luego de que estos firmaran como agente libre a su lanzador, Raúl Rivera.

El valioso intermedista Irving Falú sigue de agente libre y Martínez no descarta su regreso, “pero hay que ver qué es lo que está pidiendo”.

“Si firma con otro equipo, eso querría decir que nosotros prácticamente estaríamos quedándonos con toda la primera ronda del sorteo”.

 

Total
16
Shares