Agradecido con los Piratas

Cuando el 7 de julio Raúl Rodríguez fue invitado por los Piratas de Pittsburgh para que hiciera el lanzamiento de honor antes de un juego contra los Filis de Filadelfia, el propietario de los bicampeones Criollos de Caguas tuvo la oportunidad de comprobar en persona el impacto que sigue teniendo en esa ciudad la figura de Roberto Clemente.

“Es increíble lo que Roberto Clemente sigue representando en Pittsburgh, tantos años después”, dijo. “Entre otras cosas, en el parque, yo diría que de cada cinco camisetas de los Piratas que uno ve entre la gente, tres llevan el número 21, y ahora lo próximo es un mural enorme, inmenso, que van a develar el 5 de septiembre, pintado en la pared de un edificio junto al expreso, cerca del parque, y yo espero estar allí”.

“En Pittsburgh, mencionar el numero 21 es mencionar a Roberto Clemente”.

Pero Rodríguez recalcó que el honor que le confirieron a él en realidad se trató de un reconocimiento mutuo.

“No fue solo tirar la primera bola”, dijo. “Incluso tuvimos un almuerzo en el que pudimos compartir con la directiva del equipo y de la ciudad y también me entregaron una placa en la que aparece una foto mía entregando alimentos a los damnificados y una foto de Clemente”.

“El día de la actividad, los Piratas proyectaron en la pantalla del estadio un vídeo espectacular acerca de los efectos del huracán María en Puerto Rico”, dijo, “pero nosotros también llevamos un vídeo, que proyectaron también, en el que mostramos toda la ayuda que los Piratas han traído a Puerto Rico”.

Se calcula que, en numerosos vuelos, la organización de los Piratas ha traído más de 450,000 libras de alimentos a la Isla para ayudar a los perjudicados por el huracán.

“Pero no es solo eso, porque en realidad muchos equipos de Grandes Ligas, y muchos peloteros también, han traído mucha ayuda a Puerto Rico y estamos sumamente agradecidos con ellos”, dijo Rodríguez. “Lo especial de los Piratas, y por lo que siempre estaremos agradecidos tanto por la administración de los Piratas como con el pueblo de Pittsburgh en general, fue que ayudaron inmediatamente”.

“Ya a principios de octubre tenían a los primeros aviones trayendo ayuda a Puerto Rico”, dijo.

 

Total
13
Shares