A pesar de que esa parecería ser la pelea que más agrada al promotor Bob Arum, quien, naturalmente, prefiere controlar a ambos peleadores cada vez que presenta una pelea titular, hay un ruso que podría evitar que José ‘Sniper’ Pedraza rete en su próxima presentaciֶón al mexicano Ray Beltrán por el cetro ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

De acuerdo a Luis Espada, quien además de padrastro, es manejador y entrenador del cidreño Pedraza (24-1 y 12 nocauts), la empresa Top Rank, de Arum, a la cual se ligó promocionalmente este año, está moviendo sus fichas con tal de programar ese combate para principios de septiembre.

“No sé los detalles, pero eso es cosa de ellos”, dijo Espada, quien asistió el sábado al programa boxístico en el cual Angel ‘Tito’ Acosta retuvo su cetro minimosca de la OMB en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

Beltrán (35-7-1 y 21), de 36 años y ligado también a la Top Rank, conquistó el título de las 135 libras el pasado 16 de febrero cuando derrotó a Paulus Moses para llenar la vacante dejada por el británico Terry Flanagan al subir de división.

El plan original era que Beltrán peleara el 25 de agosto en California con Vasyl Lomachenko, también ligado a la Top Rank, quien acaba de obtener el cetro ligero de la AMB, pero una operación del hombro sacó de circulación al estelar ucraniano hasta fines de año.

Pero al desaparecer del panorama, al menos por el momento, esa unificatoria, la OMB parece inclinada a exigirle a Beltrán que haga su defensa obligatoria ante el ruso Roman Andreev (21-0 y 15).

“En estos momentos, la posición de la OMB es que Beltrán tiene que hacer la defensa antre Andreev”, dijo el sábado Francisco Valcárcel, presidente del organismo.

“Tal vez Arum quiera hacerle una oferta para que se haga a un lado y permita la pelea con Pedraza, pero, hasta donde yo sé, la gente del ruso está muy firme y quiere la pelea”.

En todo caso, se espera de que el ganador de la defensa de Beltrán vaya a la unificatoria con Lomachenko, ya sea a fines de este año o principios del siguiente.

Y esa es una pelea que también le gusta a Espada, pese a que Lomachenko cada vez adquiere más renombre como un superampeón.

“Después de la derrota que sufrió (ante Gervonta Davis, al perder su cetro junior ligero de la FIB en enero de 2017), Pedraza nuevamente está ocupando el local que le corresponde, y nos ha ayudado mucho el que ahora estemos con una gran empresa”, dijo Espada.

“Pedraza no es como los otros rivales que ha tenido Lomachenko: él también se mueve mucho, es rápido y utiliza su alcance”.

“Y viene de ganarle a un campeón joven (Antonio Morán, a quien le arrebató el cetro Latino de la OMB el 9 de junio) y, si peleamos con Beltrán -que es todo lo contrario: un peleador muy experimentado- también creemos que tenemos muchas probabilidades de conseguir la victoria”.
“Pedraza está en su momento”.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*