“La pelea de título de Pedraza podría estar más cerca de lo que mucha gente piensa”, dijo este jueves el presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Francisco Valcárcel, durante una actividad de prensa en la que su organismo le entregó a José ‘Sniper’ Pedraza el cinturón del título Latino que ganó al vencer al mexicano Antonio Morán el pasado 9 de junio.

En efecto, gracias a esa victoria y a la conquista de ese cetro regional, Pedraza (24-1 y 12 nocauts), el excampeón junior ligero de la FIB, se ganó una posición  entre los primeros 15 del ranking del organismo, haciéndose así elegible para retar al mexicano Ray Beltrán, el campeón de la OMB.

Aunque esa es la pelea que desea la empresa Top Rank, promotora de ambos peleadores, el mismo Valcárcel había dicho días atrás que existía el obstáculo de que Beltrán  tenía que hacer su defensa obligatoria ante su primer retador, el ruso Roman Andreev, y que este no parecía dispuesto a hacerse a un lado.

La cosa podría estar cambiando, sin embargo: “Sé que la Top Rank está hablando con el ruso”, dijo Valcárcel.

Y el padrastro de Pedraza, Luis Espada, quien es también su manejador y entrenador, se mostró optimista de que las negociaciones den fruto.

“Ahora se está hablando de que la pelea sea el 25 de agosto”, dijo.

Esa era la fecha que la Top Rank tenía reservada para que Beltrán se enfrentara en un combate unificatorio a Vasyl Lomachenko, quien acaba de ganar el cetro de la AMB.

Pero Lomachenko fue operado recientemente del hombro, dejando en suspenso esos planes.

“Creíamos que si Beltrán defendía con otro en vez de con Lomachenko, la pelea sería en otra fecha, tal vez a principios de septiembre”, dijo Espada. “Pero ahora nos están diciendo que volvería a ser la fecha original del 25 de agosto”.

“Como sea”, dijo, “nosotros  ya estamos preparándonos”.

Valcárcel, de paso, cree que el adelanto de la posible fecha de la pelea obedece al deseo de la Top Rank de que el ganador se enfrente a Lomachenko en diciembre.

Beltrán (35-7-1 y 21) es un  veterano peleador de 36 años que Espada considera “el típico mexicano ‘plantao’, el tipo de peleador que hará que Pedraza saque del maletín el boxeo de dar y que no te den”.

“Yo tengo mucha confianza en sus recursos, porque tiene un gran boxeo y estaría enfrentando a un rival más bajito, pero hay que reconocer que Beltrán es un guerrero”.

Pedraza se mostró tan confiado de que la pelea logre cuadrarse, que hasta le dio a Valcárcel las gracias por la oportunidad titular.

“Es un gran honor pelear por el título mundial de la OMB”, dijo, “así que espérenlo pronto”.

Espada, por su parte, la consideró la pelea más importante de la carrera de su hijo, más que nada por lo que una victoria representaría para él: una unificatoria contra Lomachenko en diciembre.

“Y yo creo que Pedraza puede ganar esa pelea”, dijo, “por muchas razones: no es el típico peleador parado al que se ha enfrentado Lomachenko, sino uno rápido, que boxea, tiene buena defensa y es más alto que él”.

“Yo no consideraría una victoria suya una sorpresa: sorpresa habría si no hubiera probabilidades”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*