Caguas ‘atará’ a Edwards Guzmán

Convencido de que la planificación sobre un equipo debe ser a largo plazo, al firmar al exjugador Luis Matos antes de la temporada pasada como dirigente primerizo, el propietario de los Criollos de Caguas, Raúl Rodríguez, tomó una decisión prácticamente única en  los ámbitos del béisbol invernal: lo firmó a un  contrato por tres años.

El resultado fue no solo un campeonato de Puerto Rico, sino el primero conseguido por un equipo boricua en una Serie del Caribe en 17 años.

Para la abreviada temporada que acaba de concluir, entretanto, Rodríguez tuvo que actuar con premura cuando su gerente general del año pasado, Alex Cora, fue nombrado para dirigir a los Medias Rojas de Boston, y, siguiendo precisamente la recomendación de Cora, designó a Edwards Guzmán, uno de sus coaches, para desempeñarse como el nuevo gerente general.

Luego de otro campeonato -el decimoctavo de la historia de la franquicia para empatar en el liderato de la Liga con los Indios de Mayagüez- y la reválida del cetro caribeño, Rodríguez está listo para dar el próximo paso con Edwards.

“Tengo que reunirme con él para ofrecerle también un contrato multianual”, dijo Rodríguez este sábado en el Tijuana’s Bar and Grill de Caguas, donde su equipo recibió un  homenaje de parte del alcalde William Miranda Torres y el municipio autónomo de Caguas en reconocimiento de su gran logro.

“Yo creo que en este béisbol está mal eso de ir ofreciendo contratos año por año”, dijo. “Para poder planificar a largo plazo hay que tener acuerdos a largo plazo también”.

“Es como hemos venido haciendo con los jugadores que hemos ido firmando”, agregó Rodríguez, quien lleva 10 años al mando del equipo. “Ahora mismo ya tenemos un relevo para el futuro: tenemos un  equipo B que pronto deberá estar listo”.

A la actividad asistió la mayor parte del elenco del equipo que el viernes en  la madrugada derrotó 9-4 a las Aguilas Cibaeñas para conquistar el campeonato del Caribe en Jalisco, México, completando una impresionante remontada en la que no solo vino de abajo 4-1 frente a los quisqueyanos, sino que en el choque de semifinales superó un déficit de 4-0 para eventualmente sacar del camino 7-6 a los Caribes de Anzoátegui de la Liga Venezolana.

“Este es un  equipo que pelea, que no se rinde, que siempre supo venir de atrás”, dijo Rodríguez durante la actividad. “En todo momento estuvieron confiados en que iban a conseguir la victoria”.

Para la próxima temporada, sin embargo, el equipo otra vez tendrá que jugar sus partidos locales fuera del tradicional Yldefondo Solá Morales, que quedó averiado seriamente por el paso del huracán María.

En la temporada recién acabada, el equipo se mudó temporeramente al Evaristo ‘Varo’ Román, de Gurabo, y en la actividad sabatina, la alcaldesa de ese municipio, Rosachely Rivera Santana, volvió a ofrecerle la instalación a la novena.

“Va a ser imposible que el Solá Morales esté listo para este año”, admitió el alcalde de Caguas, Miranda Torres. “Los daños fueron muy severos pero, aparte de eso, los trámites para que nos desembolsen el dinero de seguro se han tardado más de lo previsto y, después de eso, habrá que entrar a un proceso de subastas”.

“Esto debe tomar hasta el verano y después fácilmente se tardará un año entero”.

Consciente de eso, Rodríguez dijo que su plan inmediato consiste en volver a usar un parque cercano -casi de seguro el de Gurabo nuevamente- como sede primordial del equipo, pero señalando juegos para otros parques del área, tales como Juncos, Fajardo o incluso Guayama, recordando la época en que la franquicia se conocía como Caguas-Guayama.

“Es lo que tratamos de hacer este año y no se pudo, pero que vamos a poderlo hacer en la próxima temporada porque vamos a planificarlo con mucho más tiempo una vez identifiquemos los parques que estén disponibles”, concluyó.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*