Edwards Guzmán encara un nuevo reto

Edwards Guzmán estaba preparado para regresar este año con los Criollos de Caguas en su función de coach, mano derecha del dirigente Luis Matos y del gerente general Alex Cora, luego de que el equipo completara un ciclo de ensueño en la campaña pasada, incluyendo el campeonato de Puerto Rico y el de la Serie del Caribe.

Sin embargo, una serie de pequeños incidentes -incluyendo el paso demoledor del huracán María y la designación de Cora como nuevo dirigente de los Medias Rojas de Boston-, provocaron que sus planes sufrieran un cambio trascendental.

“Desde el primer momento en que se decidió jugar de todos modos la temporada, pero empezando en enero”, recordó Edwards este jueves al participar en la conferencia de prensa que los Criollos ofrecieron en  el restaurante Tijuana’s de Caguas, “Luis (Matos) y yo empezamos a hacer esa función, trabajando con la confección del equipo, los salarios y esas cosas”.

Eventualmente, cuando, tal como se esperaba, se confirmó que Cora no podría seguir como gerente general de la novena, Edwards cree que este lo recomendó para esa posición.

“Me une una gran a mistad con Alex”, dijo. “Nos conocemos desde que yo tenía 12 años”.

“Al principio la idea era que yo hiciera las dos funciones, de coach y gerente general”, agregó, “pero enseguida yo dije que la posición de gerente general era muy compleja y no podía hacer las dos cosas”.

Esto a pesar de que él no llegó con las manos totalmente vacías al nuevo puesto.

“Tenía un poquito de idea de lo que había que hacer porque yo me pasaba preguntándole a Alex y él a veces me preguntaba a mí”, dijo el naranjiteño Edwards, de 41 años, quien jugó en las Mayores de 1999 a 2003 con San  Francisco y Montreal, desempeñándose principalmente como antesalista y receptor, pero también  jugando en primera base y los bosques.

Bateador zurdo que tiraba a la derecha, Edwards también hizo galas de esa versatilidad para forjar una larga carrera en la liga invernal, en la que ganó cinco campeonatos con  los Indios de Mayagüez y militó también con Manatí, Arecibo y Santurce.

“Cuando empecé a dirigir en la Doble A con Río Grande en 2013 y 2014 hice un poco esa función porque en la Doble A el dirigente muchas veces también tiene que hacer la parte gerencial del equipo”, dijo, “y también  lo hice cuando dirigí a Fajardo y (este año) a Cataño”.

¿Podría depararle el futuro una carrera como gerente general en el béisbol profesional, o preferiría  volver a ponerse el uniforme y estar en el terreno de juego como coach?

“Es tanta la pasión que yo siento por este deporte”, dijo, “que no descarto ninguna faceta”.

“Pero yo siempre he superado todos los retos que se me han puesto en el camino, y no ha sido fácil: fui el primer naranjiteño en firmar como profesional y el primero en jugar en Grandes Ligas, por ejemplo, y hasta ahora soy el único”.

Los Criollos debutarán el 5 de enero en la fecha inaugural de la temporada en el Isidoro García de Mayagüez, midiéndose a las 7:30 p.m. a los Indios.

Ese mismo día a las 3:00 p.m. jugarán en el mismo escenario Carolina y Santurce.

El 6 de enero, Día de Reyes, se jugará un  doble juego en el Hiram Bithorn, enfrentándose a las 11:00 a.m. Carolina y los Indios y, a las 3:00 p.m., Caguas y Santurce.

El domingo 7 de enero, Caguas tendrá su inauguración  local en  el parque Evaristo ‘Varo’ Roldán, de Gurabo, con un doble encuentro contra los Cangrejeros de Santurce.

Los partidos, ambos a siete entradas, están señalados para comenzar a la 1:00 p,m. pero se informó que podrían adelantarse para las 11:00 a.m.

La temporada regular constará de 18 juegos por equipo, todos con  entrada gratuita.

En la semifinal, el ocupante del segundo lugar y el del tercer lugar se medirán en un juego de ‘muerte súbita’, y el ganador pasará a una serie final programada a un máximo de cinco juegos contra el ocupante del primer lugar.

 

 

Total
6
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*