Los ejemplares de Puerto Rico se fueron en blanco el sábado en la Serie Hípica del Caribe celebrada en el hipódromo Gulfstream Park de la Florida, pero los jinetes boricuas se despacharon con la cuchara grande al ganar las cinco pruebas de la Serie, que por primera vez se celebró en una sede fuera de la Confederación del Caribe.

La carrera principal de la tarde, el Clásico del Caribe ($300 mil) en su quincuagésima (50) edición, fue dominada de manera contundente por la potranca mexicana Jala Jala, conducida por Irad Ortiz, quien sumaba de esa manera su tercera victoria de la jornada especial.

Ortiz se impuso además con Jaguaryu, de México, en la Copa Dama del Caribe, y con el representante de Panamá, Coltimus Prime, en la Copa Invitacional para importados.

Las otras dos pruebas que componen la Serie se las llevó el veterano John Velázquez, quien ganó la Copa Confraternidad sobre El Tigre Mono, de Panamá, y la Copa Velocidad con el venezolano Master Supreme.

Jala Jala corrió en el segundo grupo no muy lejos de los punteros durante los primeros 1,200 metros de la carrera que dominaron Platino, de Puerto Rico, y la potranca Joyme, de México, antes de pasar al frente a la entrada de la recta y despegarse con facilidad para ganar con ventaja de nueve cuerpos.

Irad Ortiz arriba al círculo de ganadores sobre los lomos de Coltimus Prime en la Copa Invitacional. [foto Joe Bruno]

Segundo quedó Fray Angélico, de Panamá, con Joyme tercera y el dominicano Inmenso cuarto. Justiciero, de Puerto Rico, fue quinto y Platino se cansó luego de hacer su trabajo de conejo y quedó último.

El tiempo de la carrera fue de 1:52.14 y el ganador pagó $22.40 en banca de primera.

“Este era un goal en mi carrera, porque siempre he seguido el Clásico del Caribe. Así que estoy muy contento. Tengo un feeling especial”, comentó Ortiz luego del evento.

Puerto Rico estuvo cerca de ganar la Copa Confraternidad, pero Arquitecto cedió la delantera justo al cruzar la meta para quedar segundo al pescuezo de El Tigre Mono.

Conducido en esta ocasión por el boricua Velázquez, El Tigre Mono fue el ganador de la pasada edición del Clásico del Caribe.

La carrera con un premio de $100 mil la dominó Don Carlos R. en sus comienzos, con el mexicano Igor y El Tigre Mono siguiéndolo de cerca, y Arquitecto en la cuarta posición junto a la valla. En los 700 metros, Igor le puso presión a Don Carlos R. y tomó la delantera, mientras por dentro Arquitecto se quedó sin espacio al tratar de alcanzar a los punteros, lo que pudo haberle costado la victoria.

De todas formas, su jinete Juan Carlos Díaz sacó a su ejemplar a la parte de afuera poco antes de la entrada de la recta final y despegó un par de cuerpos antes de ser alcanzado por el ganador en la meta.

Don Carlos R. aflojó para llegar en el cuarto puesto.

La primera carrera de la Serie, la Copa Dama del Caribe ($124 mil), vio a Jaguaryu correr segunda detrás de la puertorriqueña Esplendorosa durante la mitad del recorrido, antes de rebasarle e irse a ganar la carrera con ventaja de casi ocho cuerpos y el buen tiempo de 1:45.77 para la milla y 1/16.

Ortiz posa para la foto con las conexiones de la potranca mexicana Jaguaryu, ganadora de la Copa Dama del Caribe. [foto Joe Bruno]

Esplendorosa se rindió para llegar cuarta, mientras que la otra representación boricua en la carrera, Sanjuanera, nunca fue contendora y quedó en la séptima posición.

La Copa Velocidad fue para el venezolano Master Supreme, que con la monta de Velázquez se acomodó al frente a la salida y se mantuvo para ganar por dos cuerpos y tiempo de 1:12.49.

Aquí, Catador, de Puerto Rico, con Javier Santiago en los controles, corrió tercero y luego segundo en los primeros 600 metros, pero se cansó y arribó sexto.

En la penúltima carrera del programa, Ortiz volvió a salir por la puerta ancha cuando depositó primero en la meta a Coltimus Prime en la Copa Invitacional para ejemplares importados, que se corrió a distancia de 1 milla y ¼ y tuvo un premio de $91,200.

Coltimus Prime corrió en los puestos traseros durante la mayor parte del recorrido, que fue dominado por los ‘puertorriqueños’ Golden Diamond y Jade Master hasta la entrada de le recta final. En ese momento Coltimus Prime avanzó por fuera y tomó el control de la carrera para ganar por dos cuerpos y medio. Segundo fue El Kurdo, tercero Mishegas y cuarto Jade Master.

Golden Diamond arribó en la séptima posición.

El Tigre Mono, con John Velázquez, supera en la misma meta a Arquitecto, con Juan Carlos Díaz, en la Copa Confraternidad. [foto Joe Bruno]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*