La llegada de Derek Jeter a los Marlins de Florida como uno de los nuevos dueños y principal oficial ejecutivo de la franquicia ha significado numerosos cambios en la estructura gerencial del equipo de la Liga Nacional, y entre estos se encuentra la salida de algunas de sus figuras más emblemáticas.

Dos miembros del Salón de la Fama, el cubano Tany Pérez y Andre Dawson, y el destacado exjardinero Jeff Conine, conocido como “Mr. Marlin”, abandonaron el equipo a fines de octubre.

En septiembre, antes de que se consumara la venta del equipo, los Marlins habían cesanteado al exdirigente y asistente especial del dueño de la franquicia, Jack McKeon.

Pérez y Dawson, también asistentes especiales, llevaban más de 20 años con la organización.

Conine se desempeñaba igualmente como asistente especial del presidente del equipo, David Samson. Llevaba 17 años con la organización, los primeros 7 ½ como jugador, y formó parte de los equipos que ganaron las Series Mundiales de 1997 y 2003.

Según se informó, los tres se marcharon luego de que la organización les ofreciera mantenerlos, pero con salarios -y responsabilidades- mucho menores, de acuerdo a un artículo publicado la semana pasada por ESPN.com.

Pérez, el legendario toletero de los Rojos de Cincinnati y los Cangrejeros de Santurce, así como exdirigente de los Rojos y de los propios Marlins, confirmó el sábado la versión de ESPN.

“Nos despidieron”, dijo desde Miami, donde se encuentra residiendo actualmente con su esposa, Pituka, mientras espera que la situación en Puerto rico se normalice un poco antes de regresar al apartamento de Isla Verde en el que han residido desde hace décadas.

“Primero usaron al dueño anterior (Samson) para que nos despidieran”, agregó, “pero como la reacción de la gente en Miami fue muy fuerte, Jeter dijo que quería que nos quedáramos con el equipo y que luego hablaría con nosotros”.

Cuando habló, sin embargo, “el salario que estaba ofreciéndonos era una ridiculez, como para que no aceptáramos, y los tres, sin ponernos de acuerdo, lo rechazamos”, agregó.

Las funciones de todos también disminuían considerablemente.

“Antes estábamos con el equipo, nos vestíamos con ellos y todo”, agregó. “Pero ahora solo querían que fuéramos al spring training y estuviéramos con los jugadores de liga menor”, agregó. “Después de que comenzara la temporada, nos dijeron que si queríamos podíamos ir al parque y sentarnos en las gradas o en la góndola… Me sorprendió tanto que yo le pregunté a Jeter si nos iban a dejar entrar al camerino”.
“Parece que les daba igual que después del spring training nos fuéramos a casita”.

De 75 años de edad, y padre del exgrandes ligas puertorriqueño Eduardo Pérez, Tany dijo que no está considerando la posibilidad de unirse a otra organización.

“No he pensado en nada de eso”, dijo, “solo en regresar a Puerto Rico y descansar, como siempre hago para esta época del año”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*