Si usted se quedó sin habla por el gigantesco contrato que firmó Giancarlo Stanton en el 2014 por $325 millones, sepa que esa cantidad se quedará pequeña seguramente en el invierno de 2018, cuando sean elegibles para la agencia libre jugadores como Manny Machado y Bryce Harper.

Y la razón por la que, posiblemente, veremos contratos que totalicen $400 millones el año que viene descansa en la bonanza económica que ha rodeado a la industria del béisbol en los inicios de este siglo y que llegó a su máximo esplendor (por el momento) con la temporada de 2017.

La revista especializada Forbes informó el miércoles que por primera vez en la historia, MLB tuvo ganancias de más de $10 billones, lo que explica el porqué no solamente habrá plata a borbotones para Machado y Harper, sino para los Francisco Lindor y Carlos Correa de la vida, o, mejor dicho, de las Grandes Ligas.

Forbes reportó que por decimoquinta temporada consecutiva las ganancias del béisbol continúan hacia arriba, superando este año los $9.5 billones de la pasada temporada.

Las Ligas Mayores reportaron ganancias de $9 billones por primera vez luego de la campaña de 2014.

Las principales fuentes de ingresos radican en los derechos mediáticos, como los de las diversas plataformas digitales y de televisión. Este último segmento ha registrado aumentos significativos de audiencia, no solamente a nivel nacional, sino a través de las transmisiones particulares de todos los 30 equipos de las Grandes Ligas.

Esto, a pesar de que la asistencia a los parques registró una merma por tercera temporada consecutiva y estuvo por debajo de los 73 millones de aficionados por primera vez desde el 2002.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*