Las dudas creadas por la aparición de una sustancia prohibida en las pruebas de drogas de Jesús Rojas a raíz de su victoria sobre el dominicano Claudio Marrero en Las Vegas el 15 de septiembre, para conquistar el cetro interino de las 126 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), quedaron despejadas por completo.

Por consiguiente, el peleador cagüeño se apresta a recibir próximamente su faja campeonil en una ceremonia que se llevará a cabo en Caguas, supo The Gondol.

De primera instancia, la entrega del cinturón al parecer estuvo en suspenso mientras la Comisión Atlética de Nevada completaba la investigación del hallazgo inesperado en la orina de Rojas: al parecer, una cantidad pequeña de cortisona.

De acuerdo a una persona allegada al grupo que habló fuera de récord con tal de evitar complicaciones con la ley HIPAA que limita la divulgación de datos médicos, el problema se debió a que Rojas ni su grupo notificaron a la Comisión de Nevada durante el pesaje de su pelea con Marrero que él estaba usando ese medicamento.

“Se trata de unas gotas que él se echa en los ojos y que está usando desde hace par de años”, dijo el informante. “De hecho, lo había notificado incluso para peleas anteriores”.

Sin embargo, la fuente informó que lo que terminó de salvar la situación fue que el medicamento era aplicado por gotas: “Si hubiese sido ingerido o inyectado, no importa la razón del medicamento, es probable que hubiera sido sancionado y que hasta lo despojaran de su título”.

Como para confirmar la inocencia total del peleador, la fuente informó que el doctor Emilio Báez, quien es el médico que le recetó las gotas, incluso pertenece desde hace años a la comisión médica de la Comisión de Boxeo Profesional de Puerto Rico.

Se espera que un funcionario de la empresa Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya, a la que está ligado Rojas, venga a la Isla próximamente para entregarle su faja de campeón.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*