La noche del 20 de noviembre de 2012, Héctor ‘Macho’ Camacho, el indomable y siempre efervescente peleador boricua, fue baleado cuando se encontraba junto a un amigo dentro de un  automóvil estacionado frente a una barra en la Avenida 167 de Bayamón.

El amigo -un  exboxeador llamado Adrián Mojica Moreno- murió en el acto, pero Camacho, con 50 años de edad, fue llevado al Centro Médico con un balazo en la mandíbula que, según se informó entonces, luego impactó las vértebras C-5 y C-6 y se alojó en su hombro derecho.

Según se indicó entonces, se encontraron nueve bolsitas con cocaína en un bolsillo de Mojica. También había una décima bolsita abierta en el interior del vehículo.

El mismo día 20 los médicos determinaron que Camacho tenía muerte cerebral y dos días después,  su madre, María Matías, dio la autorización para que le desconectaran las máquinas.

Camacho fue declarado muerto el 24 de noviembre.

Este viernes se cumplen cinco años de su deceso.

El entierro se llevó a cabo en la Ciudad de Nueva York, donde Camacho, nacido en Bayamón, se crió desde niño cuando su madre se mudó allí.

Aunque en febrero del siguiente año fueron detenidas dos ‘personas de interés’ y se especuló que los asesinatos se habían suscitado en medio de una abortada transacción de drogas, los detenidos luego fueron liberados.

Los crímenes, que estremecieron a Puerto Rico y a la comunidad boxística mundial no se han esclarecido nunca.

Camacho, quien en su larga carrera amasó un  récord de 79-6-3 y 38 nocauts y reinó como campeón mundial en tres divisiones de los organismos ‘grandes’ -los cetros junior ligero y ligero del Consejo Mundial de boxeo y el junior welter de la OMB-, fue exaltado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional en Canastota, Nueva York, en junio de 2016.

Pero aparte de haber sido un gran boxeador que nunca fue noqueado, Camacho, un zurdo de velocidad relampagueante de piernas y manos, y dotado de una personalidad simpática y desbordante, fue una superestrella de su deporte, alcanzando bolsas millonarias y enfrentando a leyendas como Oscar de la Hoya, Félix ‘Tito’ Trinidad, Julio César Chávez, Roberto ‘Mano de Piedra’ Durán y Sugar Ray Leonard, todos ellos miembros del Salón.

En los últimos días, su hijo mayor, Héctor Camacho, Jr., Machito, quien se encuentra entrenando en Panamá, ha venido recordando en su página de Facebook cómo se enteró de la situación de su padre cuando se encontraba entrenando en Junction City, Kansas. Y cómo acababa de salir del gimnasio e iba en su carro a comer junto con su esposa cuando ella recibió una llamada en su celular.

“Después de quedarse callada por algunos segundos, vi que empezaban a salírsele las lágrimas”, escribió.

“Le pregunté, ‘¿es sobre mi papá?’ y ella asintió con la cabeza. Le pregunté, ‘¿está muerto?’ y ella me dijo: ‘No, pero está en el hospital y creo que debes ir allá. ¡Le dispararon!’”

Eventualmente, luego de no poder dormir esa noche, a la mañana siguiente Machito recibió una llamada de Gloria, la pareja de su padre, quien le preguntó si ya tenía un pasaje aéreo.

“Pero recuerdo que los boletos estaban muy caros, porque era cerca del Día de Acción de Gracias”, escribió. “Salían en más de $1,000 y yo estaba con mi esposa y la bebé (Sofía)”.

“Pero Gloria me dijo: ‘Machito, tú tienes que estar aquí. No hay nada más qué hacer. Eres su hijo mayor, la voz de la familia ahora’.”

“Entonces me preguntó si yo conocía a Juanma López, que desde la noche anterior se había quedado allí junto a mi padre y acababa de decirle que cualquier cosa que yo o mi familia necesitáramos, le dejáramos saber, que él lo pagaría todo”.

A continuación Juanma, el dos veces campeón mundial, se puso al teléfono.

“Me dijo: ‘campeón, que Dios te bendiga. Lo siento, pero estoy aquí en el hospital con tu papá. Mi amor y mi respeto hacia él. Lo que tú necesites… pasaje…yo lo voy a pagar, por el amor que le tengo a tu papá’.”

“Le dije, ‘gracias, hermano, que Dios te bendiga… y empecé a empacar mis maletas para ir a Puerto Rico”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*