El cagüeño Jesús Rojas pudo cumplirse a sí mismo la promesa que se había hecho de conquistar el título mundial en  honor de su difunto padre, cuando, en la noche del viernes, se agenció un  espectacular triunfo por nocaut en el séptimo asalto sobre el dominicano Claudio Marrero para conquistar el título pluma interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en una pelea celebrada en  el MGM Grand de Las Vegas.

El gran encuentro estelarizó un programa de la empresa Golden Boy Promotions, de Oscar de la Hoya, televisado por ESPN, como antesala del esperado  combate del sábado entre Gennady Golovkin y Canelo Alvarez en la T-Mobile Arena de la misma ciudad.

El zurdo Marrero, ahora 22-2 y 16 nocauts, demostró al principio buenos desplazamientos sobre el ring, gran velocidad de manos al lanzar rápidas combinaciones y efectivo golpeo a distancia, tanto a la cabeza como a los planos bajos del boricua, quien mejoró a 26-1-2 y 19.

Pero Rojas en todo momento se mantuvo al acecho, presionándolo y llevándolo hacia las sogas, hasta que Marrero, cansándose y recibiendo demasiados golpes, por instancias de su esquina trató de asumir la ofensiva frontal y comenzó a hacerle frente a Rojas a partir del sexto asalto.

Fue cuando hacía esto y tenía a Rojas contra las sogas, sin  embargo, que el boricua de 30 años lanzó una combinación perfecta al contragolpe, derribando a Marrero con un poderoso gancho de izquierda al mentón.

El árbitro Vic Draculich le contó los 10 segundos, dándole fin a la pelea a los 2:59 minutos del séptimo episodio.

“Me siento muy feliz y emocionado”, dijo Rojas después de la pelea. “Quiero agradecer a Roberto Díaz (matchmaker) y a todo el equipo de  Golden Boy, así como a mi familia y mis hijos. Esta es la recompensa luego de muchos años de sacrificio y de que me quitaran muchas peleas”.

“Le había prometido a mi padre que algún día ganaría el título y, aunque ya no está conmigo, mi promesa se ha cumplido”, agregó.

“Sabíamos que él (Marrero) iba a ser agresivo y por eso enfatizamos la preparación con nuestro contragolpeo, y eso fue lo que decidió la pelea”, dijo Rojas, quien también comentó que durante gran parte de la reyerta el vistoso peleador dominicano se la pasó hablándole e invitándole a pelear.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*