El pasado junio trajo consigo una pasiva y despreocupante negociación entre la liga y la unión de jugadores de la NBA, un precioso contraste con las negociaciones de los últimos 20 años cuando dos de ellas, 1998 y 2011, terminaron en cierres patronales que atrasaron el comienzo de la temporada.

El dinero tiende a traer paz en estos pactos, y con la liga en su mejor momento económico, capitaneado por un contrato de $24 billones por los derechos de transmisión de televisión, no tiene por qué arriesgar la buena voluntad que se ha ganado con su fanaticada.

Dentro de toda la complejidad que trae consigo el convenio colectivo de una liga como la NBA, el nacimiento de los contratos de dos vías (two way contracts) se ha resaltado como una de las cláusulas que más impacto puede traer a largo plazo, con la posibilidad de convertir la G-League –la liga de desarrollo tras la compra del nombre por Gatorade– en una verdadera pequeñas ligas.

El alza en talento en la G-League va a ser palpable de entrada, con más de 60 jugadores en two way contracts que darán el salto de una liga a otra con la nueva posibilidad de pertenecer al equipo grande gracias a dos puestos adicionales en cada escuadra.

El joven de descendencia puertorriqueña John Holland firmó recientemente con los campeones de la conferencia del Este, Cleveland Cavaliers, con uno de estos contratos tras contar con los requisitos necesarios, entre estos tener menos de tres temporadas de experiencia en la NBA.

El boricua espera ser suplente en las posiciones dos y tres mientras se encuentre con los Cavs y ser uno de los pilares de los Canton Charge, equipo afiliado a Cleveland en la G-League, donde promedió 23 puntos, cinco rebotes, tres asistencias y dos cortes de balón por juego en la pasada temporada, llevándose el premio de Jugador de más Impacto en la liga.

La liga ya cuenta con 26 equipos, la mayoría de estos completamente afiliados directamente a un equipo de la NBA, con solo los Trail Blazers, Wizards, Nuggets y Pelicans compartiendo rosters.

La ventaja mayor de contar con un equipo en la G-Legue es no solo saber cuán bueno y talentoso podría ser un jugador, sino cuán bien se acopla al estilo de juego al que pertenece en las grandes ligas.

No todo es color de rosa con la adición de estos nuevos contratos, con agentes abogando abiertamente que sus clientes buscarán mejores opciones en Europa donde aún recibirán mejores ofertas que los $275,000, el tope máximo que puede ofrecer un equipo bajo esta nueva formalidad.

Otro factor en contra de los jugadores es el contrato de exclusividad que trae consigo el acuerdo. En el pasado, un jugador perteneciente a la G-League, sin contrato con equipos de NBA, podría firmar con cualquiera de los 30 equipos que se viera interesado en él. Jugadores de la G-League han tenido oportunidad de subir a la NBA con contratos de 10 días con más de tres equipos en una misma temporada. Un ejemplo lo es el mismo Holland, quien el año pasado tuvo la oportunidad de vestir los colores de Boston, equipo de su admiración por sus años jugando en Boston University, a pesar de no haber tenido un acuerdo anteriormente con ellos.

Actualmente Holland pierde la oportunidad de militar con otro equipo interesado en él, aunque no esté pisando la cancha con los Cavs.

Para algunos prospectos hará total lógica firmar el two way. Jugadores que su situación familiar no les permita viajar a Europa en búsqueda de más dinero recibirán un aumento de sueldo ante la mala paga existente actualmente.

Jugadores con posibilidades reales de establecerse en la liga pueden encontrar provecho en la estabilidad de pertenecer a un equipo con un estilo de juego que beneficie y resalte sus habilidades, sin la preocupación de saltos continuos que se daban anteriormente.

Como todo, la estrategia no es aceptada de manera universal, pero sí solidifica la G-League como un verdadero campo de desarrollo para los equipos, con jóvenes agentes libres y jugadores no drafteados como el mayor objetivo de los equipos de NBA.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*