El de Yadier Molina era altamente predecible: Yadi.

El de Francisco Lindor, más que justificable: Mr. Smile, al igual que el de Javier Báez, El Mago.

Carlos Correa se puso creativo, aunque a algunos no les gustará o les provocará malestar estomacal: Showrrea, mientras que Carlos Beltrán, quien es casi un hombre de estado, prefirió irse con su segundo nombre, Iván.

Por primera vez en la historia las Grandes Ligas celebrarán lo que han denominado el Fin de Semana de los Peloteros, y el mismo se llevará a cabo del 25 al 27 de este mes.

Y aunque tendrá un propósito filantrópico, también servirá para que los jugadores, los verdaderos dueños del espectáculo, se disfruten el evento de una manera novedosa y para, según algunas opiniones, tratar de llamar la atención del fanático joven.

Los peloteros de los 30 equipos podrán utilizar uniformes coloridos que no necesariamente estén acorde a las reglas de MLB, y en sus espaldas colocarán– los que así lo deseen – el apodo de su preferencia y un parche con el nombre de alguna figura importante en su desarrollo como pelotero.

Jugadores como Brett Gardner, de los Yankees, y Corey Seager, el destacado campocorto de los Dodgers, simplemente lucirán sus apellidos, mientras que veteranos como Albert Pujols se unieron a la fiesta y, en el caso del toletero dominicano de los Angelinos de Los Angeles, este escogió uno muy apropiado con su historial: The Machine.

Otros apodos predecibles fueron los del macetero venezolano de los Tigres de Detroit, Miguel Cabrera (Miggy), y el del lanzador de los Mets de Nueva York, Noah Syndergaard (Thor), puesto que ya son conocidos de esa manera, pero según MLB dio a conocer el miércoles, Yasiel Puig, el pintoresco jardinero cubano de los Dodgers de Los Angeles, llevará en la parte de atrás de su uniforme el nombrete que le adjudicó el afamado narrador del equipo, ya retirado, Vin Scully: Wild Horse, que en Puerto Rico y en Cuba sería el equivalente a Caballo Loco o Caballo Salvaje.

Así, el cubano Yoenis Céspedes será La Potencia durante ese fin de semana; Aaron Judge será All Rise; Carlos Martínez, Tsunami y Yoan Moncada, Yoyo.

Otros llamarán la atención por lo poco creativo, como seguramente será el caso de Nolan Arenado, que lucirá Nado en su espalda, y el de Kris Bryant, que solo dirá KB, y hay casos en los que habrá que ahondar con el pelotero para buscar una explicación, como Adrián Beltré, alias El Koja.

Otros puertorriqueños lucirán apodos lógicos, como el del lanzador José Orlando Berríos, que exhibirá Orlandito en su uniforme, Edwin Díaz, quien se hará llamar por su apodo de Sugar, Roberto Pérez, quien utilizará el de Bebo y Enrique Hernández, cuyo apodo de Kike se convirtió en su nombre ‘oficial’ para MLB desde hace un par de años.

René Rivera, receptor de los Mets, usará Moncho en honor a su abuelo, mientras que el también receptor Christian Vázquez se llamará Colo y el zurdo Alex Claudio será Chomo durante ese fin de semana.

Sin embargo, uno que parecía fácil de anticipar resultó una sorpresa: Martín Maldonado, el receptor de los Angelinos conocido en Puerto Rico por Machete, llevará el nombre de Cascajo.

Para los latinos, por razones obvias, los Mellizos de Minnesota probablemente terminen como los más creativos. Por ejemplo, Miguel Sanó será Boquetón; Ervin Santana, Magic; Eddie Rosario, Baudidou; Jorge Polanco, Chulo y Eduardo Escobar, El de la Pica.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*