Mientras que siempre ha habido peleadores que, por una razón u otra, consiguen una oportunidad titular habiendo hecho pocas peleas y sin ganarle a nadie importante, con Jesús Rojas ha ocurrido todo lo contrario.

“La verdad es que ha sido difícil, bien sacrificado”, dijo el cagüeño de 30 años de edad y marca de 25-1-2 y 18 nocauts, que el viernes recibió finalmente la confirmación de que estaría disputando el título pluma interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) como parte de la cartelera del 16 de septiembre en Las Vegas que estelarizará el súper encuentro de Gennady Golovkin con Canelo Alvarez.

“Si se me perdona la expresión, ha sido un trabajo duro, a cojones. Me lo he ganado”, agregó.

“Tan es así que esta había sido mi tercera eliminatoria y por fin ahora, gracias a la Golden Boy Promotions, se hizo realidad”.

“Todavía no me lo creo”, agregó.

Jesús, quien este sábado estaba entrenando en su segunda casa -el gimnasio Cheo Aponte, de Caguas, con su entrenador, Alex Caraballo-, retará al dominicano Claudio Marrero, un zurdo de 28 años de edad y marca de 22-1 y 16 nocauts que conquistó el título interino  al noquear en el primer asalto al peruano Carlos Zambrano el 29 de abril en Las Vegas.

La AMB reconoce al mexicano Leo Santa Cruz como súper campeón y al también mexicano Abner Mares como campeón regular, pero el titulo ‘regular’ quedará vacante, pasando a llenarlo el ganador del choque entre Rojas y Marrero, luego de que Santa Cruz y Mares se enfrenten el 7 de octubre, como tienen programado.

Manejado por Orlando Piñero, el administrador del Cheo Aponte y manejador de numerosos campeones mundiales en el pasado, incluyendo a Juanma López, Jesús, ligado promocionalmente a la empresa de De la Hoya y a la Universal Promotions de Javier Bustillo, se ganó el derecho de disputar la corona interina al noquear en ocho asaltos al californiano Abraham López (entonces 22-0-1 y 15 nocauts) el 5 de julio en Las Vegas.

Anteriormente, todo había sido frustración, incluyendo, en 2012, el haber sido desprovisto de un claro nocaut sobre el excampeón mundial Jorge ‘Travieso’ Arce luego de derribarlo en el segundo asalto, cuando se determinó que Arce había sufrido una lesión en el oído que le hacía perder el balance, por lo que el encuentro fue declarado nulo.

De Marrero, dijo, “solo he visto parte de un par de peleítas, aquí y allá, pero en realidad no me gusta ver mucho las peleas de mis rivales porque luego pelean de una forma totalmente diferente”.

“Me gusta improvisar encima del ring”.

El entrenador Caraballo sí lo ha estudiado, sin embargo, y reconoció que Marrero tiene sus méritos.

“No voy a decir que no me impresiona”, dijo. “Es un buen peleador, que se para bien y combina bien, no tira golpes a lo loco, además de ser zurdo”.

“Pero por suerte yo he trabajado con muchos zurdos y en este gimnasio tenemos zurdos de más: no sólo Juanma -que también se va a estar preparando para su pelea del 30 de septiembre con Jayson Vélez- sino Bomba (Jonathan González), Jomar Robles- y todos pueden ayudarlo”.

Jesús, entretanto, le dio la bienvenida a que su pelea titular no vaya a ser en Puerto Rico.

“Va a ser en un gran evento, en un evento grande por la pelea de Golovkin y Canelo y, como a mí no me conoce mucha gente todavía, va a ser una gran oportunidad de darme a conocer en un ambiente donde va a haber mucha gente de boxeo, y muchos periodistas”, dijo.

En fin, Jesús recordó que para la pelea con Arce, precisamente, pudo hacer realidad el sueño de su padre, José ‘Cheque’ Rojas, quien fallecería poco después.

“El siempre decía que tenía un sueño conmigo: ver que yo subiera acompañado por una canción en particular -Mi Bandera, de Richie Ray y Bobby Cruz- y que Michael Buffer me anunciara en el ring, y esas dos cosas pasaron esa noche”, dijo el peleador.

“Después de la pelea él me dio las gracias porque había hecho realidad su sueño y yo le dije, ‘espera, que todavía falta la de título.’”

“El fue muy buen padre, que nos apoyó en todo momento, a mí y a mi hermano menor, José”, dijo. “No sé cómo reaccionará ese día de la pelea de título: me lo imagino que se pondrá a brincar como un loco allá en el cielo”.

“Pero yo no sé cómo yo voy a reaccionar”.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*