¿Cuándo es muy tarde para retirar del montículo a un lanzador maltratado por los bates contrarios?

¿Hay alguna regla no escrita sobre eso?

Para Mako Oliveras, el veterano dirigente puertorriqueño, a Craig Counsell –piloto de los Cerveceros de Milwaukee — “se le fue la mano” el jueves al permitir que Michael Blazek fuera atacado sin piedad durante dos entradas y un tercio en las que trabajó en el partido que abrió contra los Nacionales de Washington.

“Hay que ver las condiciones del equipo, y cómo está de trabajado su bullpen…si lanzó muchas entradas el día anterior. Hay veces que hay que sacrificar a un lanzador, pero, por otro lado, no voy a dejar que haga un papelazo”, expresó Oliveras, quien este año regresará a la pelota invernal como dirigente de los Cangrejeros de Santurce.

Blazek permitió un cuadrangular de Bryce Harper — lo que no es un pecado — en la primera entrada, pero en la tercera cedió cuadrangulares seguidos de Brian Goodwin, Wilmer Difo, Harper otra vez y Ryan Zimmerman antes de retirar a Daniel Murphy y permitir otro jonrón de Anthony Rendón, el sexto de la tarde para Washington.

En total, le marcaron ocho carreras, con siete hits (seis jonrones) antes de que Counsell se apiadara de él y lo removiera. Washington terminó ganando el partido 15-2.

“Hay ocasiones que, por alguna razón, uno le dice a un lanzador, ‘oye, hoy tienes que comerte tantas entradas’, pero si llega un momento como ese no voy a dejar que pase un bochorno. A menos que el dirigente esté molesto con el pitcher, en circunstancias normales, yo creo que se le faltó el respeto. Se le fue la mano”, agregó.

Sin embargo, Lino Rivera se colocó hasta cierto punto en los zapatos de Counsell, de quien opinó que seguramente tiró a pérdida el partido al caer atrás temprano en el juego y con Max Scherzer en el montículo contrario.

“Yo no sé cómo está el bullpen de ese equipo, pero han estado un poco struggling después del Juego de Estrellas. Me imagino que quisieron retenerlo (a Blazek) un poco más, porque saben que tenían las de perder contra Scherzer”, dijo Rivera, un veterano piloto de las ligas caribeñas que en su época de jugador fue lanzador.

“Estaba viendo el juego por televisión y no me extrañó la situación”, añadió Rivera, quien este año regresará al torneo invernal dominicano al frente de las Aguilas Cibaeñas.

“De la forma en que lo vi fue que lo iban a dejar ahí a ver si se podía comer algunas entradas, porque la verdad es que no podía sacar a nadie de out. Pero hoy es jueves y viene el fin de semana, y hay que ver cómo están esos pitchers. El bullpen seguro que está estropeado”.

Rivera, quien como lanzador tuvo participaciones en el béisbol organizado, en casi todas las ligas caribeñas y hasta en Italia y Taiwán, recordó que en una ocasión se encontró en una situación parecida cuando lanzaba en la liga mexicana.

“Yo tenía en mi contrato un bono por promedio de efectividad, y tuve un argumento con el dirigente porque me habían hecho muchas carreras y quería que me sacaran”.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*