No huelen bien las cosas en Filadelfia

El fin de semana inauguró la postemporada del 2019 en la NBA, y trajo un baúl de interesantes sorpresas para todos los que apostaron a lo rutinario.

Claro está, la excepción son los Warriors, que lucieron igual de dominantes que en el pasado y todavía se ven a millas de ventaja de la competencia, aún más cuando Curry se ve mejor que nunca, como lo fue el sábado con sus 38 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias.

Veamos algunas de las sorpresas que, de repetirse en el segundo juego de las series, se pueden convertir en tendencias.

Huele a peligro… y a Bengay – Las rodillas de Joel Embiid pueden determinar la suerte que correrá la Conferencia del Este por la próxima década. El centro perdió prácticamente sus primeras tres temporadas por un sinnúmero de problemas de salud, siendo las rodillas las más afectadas en el proceso. Con Embiid saludable, los Sixers cuentan con uno de los cuadros más dominantes en la liga según las estadísticas de avanzada. Sin él, son un equipo del montón. En el primer juego de la serie contra los Nets, Joel no se veía como el jugador que promedió 28 puntos, 14 rebotes, cuatro asistencias y dos tapones durante la temporada regular, culminando en una relativamente cómoda victoria de Brooklyn sin tener ventaja local. Su falta de movilidad ante las dolencias, y su condición física—que ha sido objeto de señalamientos en el pasado, hizo que los Nets lo explotarán en el pick and roll de la mano de D’angelo Russell, Caris LeVert y Spencer Dinwiddie, quienes se combinaron para 67 puntos. Las repercusiones de una eliminación en la primera ronda puede alterar el futuro de la franquicia, con ambos Jimmy Butler y Tobias Harris como agentes libres y un dirigente en la silla caliente.

El que da primero…. – Muchos visitantes dieron el primer golpe en la noche inicial de la postemporada. Acompañando a los Nets, también el Magic y los Spurs ganaron en Toronto y Denver a pesar de andar en territorio Apache.

Lowry, de los Raptors, tuvo una actuación para olvidar en el primer partido de la serie.

 

Aunque se vista de seda…– Los Raptors son prácticamente un nuevo equipo en relación con el que cayó humillantemente la pasada postemporada ante las garras del Rey LeBron. Tienen nuevo dirigente, adquirieron a Marc Gasol en la fecha límite de cambios, han contado con una brillante temporada del jóven Paskal Siakam, y por supuesto,  la estrella del equipo ahora lo es Kawhi Leonard. Sin embargo, Toronto anda con récord de dos y 16 en el primer juego de series de playoffs. Esto incluye todas las rondas y sin diferencia de comenzar las series con ventaja local.  Su muy inesperada derrota contra el Magic trae recuerdos de pesadumbre del pasado. Los cero puntos de Kyle Lowry vs. los 25 de D.J. Augustin en un matchup que se supone fuera ampliamente a favor de los Raptors es una preocupación real, y más cuando se habla de un jugador históricamente temperamental que lleva toda la temporada con cambios de ánimo tras el cambio de su mejor amigo, DeMar DeRozan, que trajo a Kawhi a Canadá.

El dios griego es imparable, y él lo sabe – En una humillante demostración de dominio, Giannis Antetokounmpo aprovechó una de sus impresionantes jugadas en el primer juego contra los Detroit, que incluyó un donqueo casi desde la línea del tiro libre, para gritar “Nadie puede conmigo”. (traducción en español cristiano). Los Pistons jugaron sin Blake Griffin, la estrella que los cargó hasta la postemporada, por problemas en la rodilla. Si no va a regresar, habría que preguntarse si la liga puede hacer una excepción y confiscar el resto de la serie a favor de los Bucks por el bien de todos.

Jugar con un brazo está complicado  Muchos analistas dieron al Thunder a ganar contra los Trail Blazers a pesar de no tener ventaja local, basado mayormente en la lesión del centro Jusuf Nurkic, uno de los jugadores más importantes de Portland después de Damian Lillard. Sin embargo, la estrella de OKC, Paul George, tampoco se encuentra en nivel óptimo. A pesar de sus 26 puntos, PG reconoció que “en momentos casi ni podía subir el brazo”, haciendo referencia a una lesión de hombro que descarriló el último mes de su temporada luego de estar en consideración al MVP. Con PG a medio pocillo, Portland se puede llevar una serie que muchos dieron por perdida.

La verdadera cara de los Warriors – Cuando Curry tiene la batuta del equipo, Golden State es invencible, y sus aventuras también lo tienen firmando los libros de historia. En la victoria del sábado contra los inferiores Clippers, Curry anotó su canasto número 386 de la línea de tres puntos de la postemporada, pasándole a Ray Allen para colocarse primero en la historia. No hay quien detenga a los Warriors.

Hablando de récords…– Gregg Popovich es considerado por muchos como el mejor dirigente en la historia por su habilidad de mutar su equipo de acuerdo al personal. Para los que argumentan a su favor, la noche del sábado fue una especial, cuando no solo guio a sus Spurs a una victoria en el primer juego de la serie contra los Nuggets sin ventaja local, sino que el triunfo fue su número 1,413 incluyendo temporada regular y postemporada, para pasarle a Lenny Wilkens y tomar la primera posición de todos los tiempos.

Total
18
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*