En busca de hacer historia Mikey García

A los 31 años de edad, Mikey García, el californiano de ascendencia mexicana, tratará de hacer historia este sábado en el AT&T Stadium de Arlington, Texas, cuando rete a Errol Spence, Jr. por el cetro welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Con marca de 39-0 y 30 nocauts, García, quien ya ha sido monarca en las 126, 130, 135 y 140 libras, estará buscando titularse en su quinta división diferente en una pelea sumamente arriesgada que él mismo buscó cuando no tenía ninguna necesidad de hacerlo.

Y sin exigir un ‘peso intermedio’, cláusulas de rehidratación ni nada parecido.

Así que enfrentará, en Spence, de 29 años, a un peleador zurdo de buen boxeo y buena pegada que posee un récord de 24-0 y 21 nocauts.

Peor aún, aunque reside en Long Island, Spence es natural de Texas, así que, al menos en teoría, Spence tendrá a su favor el respaldo de la fanaticada en lo que se espera que sea una asistencia masiva.

Para algunos analistas, Spence es verdaderamente el mejor welter del mundo, pese a que Terence Crawford, el campeón de la OMB, mejor promocionado, es mucho más conocido.

¿Y por qué García buscó pelear con un peso welter que le aventaja considerablemente en estatura —5-9 1/2 a 5-6—, es zurdo, va a estar peleando en su casa y, peor aún, no es una superestrella que le va a proporcionar una bolsa multimillonaria?

Una razón es que García, quien estuvo inactivo durante más dos años entre 2014 y 2016 debido a una disputa contractual con su promotor, Bob Arum, ya estaba desesperado por conseguir el combate que pudiera convertirlo en superestrella, y comprendió que tal vez el propio Arum no iba a concederle la oportunidad de hacer la pelea más lógica: contra Vasyl Lomachenko, ni contra el propio Crawford.

La otra razón fue explicada por su entrenador, Robert García, su hermano mayor, en una entrevista reciente:

“Con Mikey lo que sucede es que a él siempre le han gustado los grandes retos”, dijo. “Aunque ha sido campeón en cuatro categorías diferentes —lo cual es muy bueno— y aunque siempre ha conseguido el título ganándole al campeón, en todas esas peleas él era el favorito aunque era el retador, y él dice que por eso todavía no se siente verdaderamente campeón”.

Dos de esas victorias fueron ante boricuas: Juanma López en las 126 libras y Román ‘Rocky’ Martínez en las 130.

“Por eso quería una pelea en la que supiera que nadie esperaría que él ganara, para que así una victoria significara mucho más para él”.

También se ha dicho, claro, que Mikey buscó a Spence supuestamente después de detectarle unas fallas técnicas que confía en poder explotar, aunque también es posible que pensara que si conseguía una buena labor con Spence—ya sea venciéndolo o sufriendo una decisión impopular, tan en boga en estos tiempos—, él tal vez tendría más impulso para conseguir esos ansiados enfrentamientos con Crawford o Lomachenko.

Como sea, las casas de apuestas no parecen haberse convencido: en promedio, tienen a Spence de amplio favorito en proporción de 4 a 1.

La cartelera será transmitida por Fox pay-per-view.

Total
13
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*