LeBron chulea con los agentes libres

LeBron dice que su estrategia a la hora de armar su equipo del Juego de Estrellas fue basada puramente en crear el mejor equipo posible.

¡Sí Pepe!

Cierto es que al Rey le ha tocado tal vez la era más difícil para ser la cara de la liga, la cual ha sido bautizada como la era de la reacción a la reacción, donde no solo se cubren los hechos, sino la reacción a los hechos, para luego analizar la reacción a dichos hechos, con cobertura mediática 24/7 y redes sociales comandando el debate.

Complicado hubiese sido el panorama para Jordan si hubiese tenido que ocultar en el 2019 su adicción a las apuestas, infidelidades y golpes en la cara a sus compañeros. 

Cierto es que todo lo que hace LeBron es sobreanalizado en los medios, pero sus selecciones en el primer draft televisado del Juego de Estrellas envían un mensaje directo, o mejor dicho una invitación, a los agentes libres el próximo verano. Y es que no hay manera de verlo de otra forma.

LeBron y Kyrie Irving (arriba) parecen haber hecho las paces.

Cuatro de sus primeros seis selecciones fueron jugadores que entran a su agencia libre el próximo verano, y uno de los otros dos fue Anthony Davis, quien ha tenido un coqueteo público con los Lakers por el pasado mes.

Con su primer turno, LeBron escogió a Kevin Durant, una selección justificable por su talento, pero a la misma vez, una superestrella que muchos analistas ya dan por sentado abandonará los tres —y a esas alturas probablemente cuatro—veces campeones Warriors.

El rumor más fuerte es que la movida de Durant a los Knicks ya está planchada, pero eso no detendrá a LeBron de maniobrar desde ahora para tratar de llevarlo a Hollywood.

Con su segundo turno seleccionó a su excolega Kyrie Irving, con quien después de una turbulenta ruptura en Cleveland parece haber hecho las paces. Luego de declaraciones de Irving a comienzos de temporada de que reanudará su contrato con los Celtics cuando el mismo expire el próximo verano, el armador manifestó esta semana que “haré lo mejor para mí y mi familia”, y “yo no le debo nada a nadie. No me pregunten más de eso hasta el verano”.

Su tercer elección fue Kawhi Leonard, quien no solo se rumora que ya tiene un pie fuera de Toronto, sino que su preferencia es firmar con uno de los equipos de Los Angeles.

Su quinta selección fue Anthony Davis. De eso no hay que explicar mucho luego de la extenuante cobertura mediática de su situación de cara a la fecha límite de cambios y su deseo de jugar con LeBron.

Con el sexto turno vino Klay Thompson, otro agente libre que se crió en Los Angeles y como fanático de los Lakers, ya que su padre andaba ganando campeonatos en la espalda de Magic Johnson.

“Todo está bien, la liga triunfa con los rumores de cambios y agentes libres etc., pero para mí, elegí de acuerdo con mi lista, y elegí de acuerdo con quien era el mejor disponible. Dio la casualidad de que tenía a KD, que es un agente libre pendiente, y Kyrie, que es un agente libre pendiente. Kawhi es un agente libre”, expresó James a la prensa dos días después del draft.

Es imposible ver la maquinación de James como pura casualidad.

Ya ha sido documentado que el Big 3 de Miami se sazonó en conversaciones tenidas en el fin de semana del Juego de Estrellas y las prácticas de Team USA, en años previos a las firmas.

Muy probablemente LeBron pase su tiempo en el fin de semana de Estrellas compartiendo con sus contrincantes y pasándola bien, pero es muy probable que ese sea el momento en el que comience el nebuleo de cara a lo que será un estrepitoso verano en la agencia libre.

Total
18
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*