Dominicana amarra los bates boricuas

Ciudad de Panamá – Los Cangrejeros de Puerto Rico cayeron 3-1 ante las Estrellas Orientales de la República Dominicana el lunes en la jornada inaugural de la Serie del Caribe de béisbol en el Estadio Rod Carew.

Ahora, la novena reagrupará sus fuerzas el martes en su primer día libre en la Serie y volverá a la carga el miércoles ante el anfitrión Panamá.

El bateo que los Cangrejeros mostraron en la serie final no hizo su aparición en Panamá. Esa es la sencilla y práctica explicación para la derrota en un partido en el que se vio a la defensa sacar de apuros a los lanzadores en varias ocasiones. La alineación solo conectó un hit, mientras que la representación de la liga invernal de la República Dominicana conectó 12.

Antonio Jiménez, inicialista de Puerto Rico, se coloca en posición defensiva. [foto Frances Lee Flores]

El primero de los dos batazos que hicieron mella en el juego para los boricuas provino del bate de Alfredo Reyes.  El campocorto trajo al plato la primera anotación de las Estrellas Orientales con un hit al predio izquierdo en la parte alta de la segunda entrada.

El abridor de la novena dominicana, Néstor Cortez, confrontó problemas de control en la cuarta entrada y los Cangrejeros se aprovecharon de ello para empatar el partido.

El zurdo abrió la entrada con una base por bolas a Johneshwy Fargas antes de dominar a Jesmuel Valentín con un elevado a la zona de foul por la primera base.  Posteriormente, Reymond Fuentes fue enviado a la inicial con un pelotazo y David Vidal trajo al plato la carrera del empate, en las piernas de Fargas, con un sencillo al jardín izquierdo.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que las Estrellas Orientales retomaran la delantera en el partido. En la quinta entrada, el abridor boricua Jonathan Sánchez repitió los problemas que tuvo en el segundo episodio y permitió que se le congestionara el tráfico si haber dado un out. El dirigente de los Cangrejeros, Carmelo Martínez, entró al terreno y lo relevó para traer a Nicholas Padilla.  El derecho inició su salida en la loma con una base por bola, válida para que República Dominicana pusiera el pizarrón a su favor, 2-1.

Padilla continúo con un ponche a Aneury Tavárez, mientras que la defensa lució impecable al completar una triple matanza en un batazo de Edwin Espinal, que pasó por el proceso de revisión.

Un lanzamiento salvaje de Fernando Cruz en la novena entrada con un corredor en tercera prácticamente puso en caja de seguridad el partido para las Estrellas Orientales al poner el pizarrón 3-1.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*