Retiene Wilder con un dudoso empate

El norteamericano Deontay Wilder mantuvo su invicto y su cetro pesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), pero quedó delatado como un peleador torpe y rudimentario al empatar controvertidamente en la noche del sábado con el británico Tyson Fury en el Staples Center de Los Angeles.

De 33 años de edad, Wilder dejó su marca en 40-0-1 con 39 nocauts luego del empate dividido cuando el juez Alejandro Rochín votó 115-111 a su favor, Robert Tapper 114-110 a favor de Fury y Phil Edwards selló el empate al votar 113-113.

De 30 años de edad, Fury, ahora con 27-0-1 y 19 nocauts, intentaba reconquistar la corona de los pesados que había ganado al vencer a Wladimir Klitschko en 2015.

El peleador de 6-9 de estatura y gran agilidad y velocidad en sus movimientos de piernas y manos, pareció dominar el encuentro después de pelear con demasiada cautela en los primeros dos episodios, haciendo fallar continuamente a Wilder, de 6-7.

Pero Wilder siempre fue una amenaza con su pegada, especialmente con el recto de derecha, y provocó que el resultado fuera mucho más cerrado al apuntarse dos caídas: una en el noveno episodio y otra a finales del duodécimo y último asalto.

Fury se reincorporó sin dar señales de estar lastimado luego de la primera caída, pero pareció destinado a perder por nocaut luego de la segunda, cuando quedó tendido de espaldas sobre la lona sin moverse durante algunos segundos.

Pero no solo volvió a pararse, sino que hasta se lanzó al ataque frente a su rival en los últimos segundos de la pelea.

“Realmente no se cómo se paró”, dijo Wilder en la conferencia de prensa después de la pelea. “Mis respetos para él. Pero realmente yo quería noquear para complacer a los fanáticos y creo que los dos knockdowns me debieron dar la victoria”.

“Pero fue una gran pelea”, agregó. “Yo sabía que él podía boxear, pero ahora los dos podemos regresar a nuestras casas como ganadores”.

“Soy lo que se conoce como un atleta profesional al que le gusta boxear”, dijo Fury. “No conozco a nadie más en este planeta que se pueda mover de esa manera. Estuve frente a un pegador devastador y logré eludirlo… todo el mundo sabe que gané esta pelea”.

Ambos peleadores hablaron de la probabilidad de una revancha.

“No sé qué es lo que viene ahora”, dijo Fury, “pero la pelea más interesante es la revancha”.

“En una revancha va a ser más fácil conectarle y yo voy a estar más paciente”, dijo Wilder. “Yo siempre he querido pelear con todos los campeones. Me encantaría pelear con (Anthony) Joshua (monarca de la FIB, la AMB y la OMB), eso no es ningún secreto. Me gustaría hacer la revancha y luego pelear con él”.

Muchos periodistas vieron ganar a Fury, y los británicos alegaron que se había producido un robo, aunque Kevin Iole, de Yahoo.com, apreció un empate y Dan Rafael, de ESPN.com, vio ganar a Wilder 114-112, lo cual provocó un tuit furibundo de parte del británico Frank Warren, promotor de Fury:

“Quizás es hora de que te pongas a escribir de tenis ahora”.

Total
3
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*