El temprano MVP de la temporada es …

La superabundancia de talento actual en la NBA hace que, a un cuarto de la temporada, sobren los candidatos al premio de Jugador Más Valioso.

La rara paridad, en especial en la Conferencia del Oeste, complica el debate, ya que ningún equipo ha ascendido lo suficiente como para tener candidatos categóricos.

Con nuevos y acostumbrados rostros entre los candidatos, veamos quién ha sido el MVP hasta el momento y quiénes son su mayores antagonistas.

Menciones honoríficas:

Kemba Walker, Hornets

Kemba encontró la temporada perfecta para contribuir con los mejores números en sus ocho años en la liga, con 27 puntos, cuatro rebotes, seis asistencias y un robo de balón. Los Hornets no son un buen equipo, lo que limita sus argumentos, pero a la misma vez, la diferencia entre su tiempo en cancha y en el banco son un vivo ejemplo de lo vital que es en la franquicia. 

Damian Lillard, Trail Blazers

Sería justificable el hecho de que Portland hubiera comenzado la temporada con el pie izquierdo luego de la decepcionante barrida que sufriera a manos de los Pelicans en la primera ronda de la pasada postemporada, a pesar de tener ventaja de cancha local. Lillard no ha permitido que sus Trail Blazers caigan, teniéndolos a solo dos juegos del primer lugar en la Conferencia con promedios de 27 puntos, cuatro rebotes y seis asistencias.

Steph Curry, Warriors

El mejor tirador de todos los tiempos ya tiene dos premios al MVP a su nombre. Aunque parezca contradictorio, su mayor argumento esta temporada ha sido la lesión. Con Curry en cancha, los Warriors son el mejor equipo de todos los tiempos, confirmado por estadísticas tanto de avanzada como tradicionales. Sin él, se encuentran cuartos en la Conferencia del Oeste. Si regresa con el mismo ritmo de antes de su lesión, Steph estaría poniendo los mejores números desde su segundo MVP.

Competirán por el MVP si todo les sale bien:

James Harden, Rockets

Actualmente, sus números son mejores que los de la pasada temporada, cuando se llevó el galardón al Más Valioso. Sus Rockets no poseen la misma magia que los llevó a tener a los Warriors contra las cuerdas en la postemporada, pero el embudo de equipos en el Oeste los posiciona a una buena racha de volver al tope de la Conferencia y acarrear a Harden al debate. El equipo tiene récord de 10 victorias y tres derrotas cuando ambos Harden y CP3 juegan.

Kevin Durant, Warriors

Hace una semana, Durant anotó 51 puntos con 11 rebotes y seis asistencias contra Kawhi Leonard, quien es universalmente considerado el mejor jugador defensivo de perímetro en la liga y el mejor desde Scottie Pippen en los 90’. Ese era su tercer juego al hilo con más de 40 puntos, dándoles municiones a los que añoran ver a Durant fuera del trabuco histórico de los Warriors la próxima temporada. El regreso de Curry, sin duda, hará mucho mejor a los Warriors, pero le quita brillo al juego de Durant que se convierte en Superman sin Steph, aunque sea detrimental para el equipo.

Los contendores:

Joel Embiid, Sixers

Sus promedios de 28 puntos, 14 rebotes, cuatro asistencias y dos tapones no solo demuestran su dominio en ambos lados de la cancha, sino que lo sitúan firmemente en el debate como el mejor jugador de la Conferencia y uno de los favoritos al premio de Jugador Más Valioso. Si Joel logra subir a sus Sixers en  los standings durante el resto de la temporada (terceros actualmente), mientras mantiene su nivel de juego sin sufrir sus acostumbradas lesiones, Embiid será de los favoritos al premio.

Anthony Davis, Pelicans

Davis se ha convertido en el eterno padrino de la boda, llegando entre los primeros en votaciones a MVP en varias ocasiones pero nunca llevándose el premio mayor. Como siempre, el talento a su alrededor no se compara con los equipos élite en la liga, pero sus números siguen siendo un argumento fuerte a su favor, con 28 puntos, 13 rebotes, cinco asistencias, tres tapones y más de dos robos de balón por juego. Un monstruo en fantasy y en la vida real.

LeBron James, Lakers

En algún momento, en un futuro no tan lejano, LeBron bajará su nivel de juego. Mientras tanto, vamos a apreciar a uno de los dioses del juego. Luego de un lento arranque en lo que se acoplaba a su nueva franquicia, el Rey ya anda con promedios de 28 puntos, ocho rebotes y siete asistencias mientras sus Lakers van en alzada en los standings.

El MVP en el primer cuarto de la temporada:

Giannis Antetokounmpo, Bucks

De manera oficial, el Greek Freak ha dado el difícil salto de “potencial estrella” a “superestrella”. Su mejoría en muchas facetas del juego se sumó al cambio más importante del verano en Milwaukee: salir de los malos dirigentes por uno de los mejores en la liga, Mike Budenholzer.

La nueva ofensiva, que le ofrece a Giannis más espacio para trabajar con más tiradores a distancia y un estilo conducente a su juego, tiene al griego promediando 28 puntos, 13 rebotes, seis asistencias, dos robos balón y un tapón por juego.

Pero las estadísticas tradicionales no cuentan toda la historia. Antetokounmpo está primero en la liga en índice de eficiencia (player efficiency rating) y segundo en calificación defensiva neta para guiar a los Bucks al segundo mejor récord en la Conferencia del Este. Su dominio en la pintura, promediando 10 tiros al son de 65 por ciento de campo, lo convierte en el jugador más dominante en esa área desde Shaq. Su capacidad de jugar cuatro posiciones en ambos lados de la cancha ofrece una habilidad que no se ve de este lado del mundo, excepto en el caso de LeBron.

El Freak llegó para quedarse.

Total
10
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*