Brillan Irad Ortiz y Kukulkán

Kukulkán no dejó para nadie y ganó como quiso el Clásico del Caribe, tal y como se esperaba, pero la gran figura de la Serie Hípica del Caribe que se celebró el sábado en el hipódromo Gulfstream Park de la Florida volvió a ser el jinete puertorriqueño Irad Ortiz, Jr.

Por segundo año consecutivo, Ortiz se agenció tres de las cinco carreras que componen la Serie, separada para ejemplares de los países que integran la Confederación Hípica del Caribe.

Y por segundo año consecutivo se lleva el premio gordo con un ejemplar de la cuadra San Jorge, de México, bajo el entrenamiento de Fausto Gutiérrez.

Kukulkán, gran favorito de la prueba e invicto ahora en 14 presentaciones, corrió en las posiciones quinta y sexta durante la primera mitad de la carrera, y como un bólido fue adelantando entre ejemplares para tomar la delantera en un abrir y cerrar de ojos e irse a ganar ampliamente por 10 1/4 cuerpos.

 

Segundo fue el venezolano Bukowski; tercero Kandinsky, también perteneciente a la Cuadra San Jorge, y cuarto el panameño Darío Ruth. El Salsero, de Puerto Rico, que lideró al pelotón durante poco más de la primera media milla, se rindió y quedó sexto.

El tiempo de la carrera que tuvo un premio de $300 mil fue de 1:54.80.

Ortiz había ganado la Copa Confraternidad ($100 mil) minutos antes sobre la mexicana Jala Jala, también de la Cuadra San Jorge, que se convirtió en la primera yegua que logra imponerse tanto en el Clásico del Caribe como en la Copa Confraternidad.

Con Ortiz sobre sus lomos, Jala Jala ganó la pasada edición del llamado derby caribeño, y en esta ocasión derrotó nuevamente a los machos, con ventaja de cuatro y 3/4 cuerpos sobre Fray Angélico, de Panamá.

El campeón boricua Exclusivo corrió segundo durante una buena parte del trayecto, e inclusive llegó a colocarse brevemente en la delantera, antes de ceder ante el empuje de la ganadora. Quedó tercero a 15 cuerpos y cuarto del primero.

Irad Ortiz muestra la bandera boricua al ganar con Mishegas la Copa Invitacional.

Los corredores del Sonata Stable, Justiciero y Bold Master, arribaron en las posiciones cuarta y octava, aunque Bold Master corrió al frente hasta los 1,200 metros.

Puerto Rico, sin embargo no se fue con las manos vacías, ya que el propio Ortiz depositó al frente sin muchos apuros al favorito Mishegas en la Copa Invitacional ($77,500). Aquí Going Strong, del ERA Racing y con Nicky Figueroa arriba, arribó tercero.

Mishegas es propiedad del Establo Oscar D. y entrenado por José Dan Vélez.

La panameña Brigantía, con Luis Sáez arriba, ganó la Copa Dama del Caribe ($89,000) con ventaja de cuerpo y medio sobre Rosa Salvaje, también de Panamá, mientras que la puertorriqueña Regalada, con José Luis Ortiz en el sillín, arribó en la séptima posición.

Por su parte, Big Boris One, de Venezuela, derrotó por tres cuartos de cuerpos a Magno, de México, para llevarse la Copa Velocidad ($105,800), en una prueba en la que el puertorriqueño Don William R, desfavorecido en las apuestas y con Javier Santiago arriba, adelantó en los tramos finales para llegar tercero.

La Serie Hípica regresa a Gulfstream Park en el 2019, según se informó.

Las conexiones de Mishegas posan para la histórica foto.

Total
9
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*