Tito sueña con Tanaka

El 20 de mayo de 2017, Angel “Tito’ Acosta perdió su invicto cuando cayó por decisión en Nagoya, Japón, ante Kosei Tanaka, al disputar el cetro minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Casi año y medio después, el boricua, que el pasado lunes cumplió 28 años, sigue pensando en esa pelea.

“Cada vez que me acuesto termino soñando con Tanaka”, dijo Acosta, ahora con marca de 18-1 y 18 nocauts, quien este sábado, en el Hard Rock Hotel & Casino de Las Vegas, expondrá ante el mexicano Abraham ‘Choko’ Rodríguez (23-1 y 11) el título que conquistó cuando Tanaka tuvo que abandonarlo por una lesión antes de subir de peso.

“Me gustaría volver a pelear con él”, dijo. “Es una espinita que me quiero quitar, Pero quisiera que esta vez fuera por acá, por los Estados Unidos”.

A pesar del revés, sin embargo, Acosta hizo una gran demostración en aquella ocasión, perdiendo por decisión un combate que pareció más cerrado que lo que la votación reflejó (117-110, 117-110 y 116-111) ante el japonés que actualmente cuenta con 23 años de edad y el 24 de septiembre conquistó su tercer título mundial en divisiones diferentes en apenas su duodécima pelea como profesional, al arrebatarle por decisión mayoritaria el cetro mosca de la OMB a su compatriota Sho Kimura.

“Pero primero tengo que hacer esta pelea y luego hacer la mandatoria”, agregó Acosta.

“Quizá después se pueda hacer esa pelea, pero yendo yo de campeón a campeón”.

Frente a Rodríguez, Tito estará haciendo la segunda defensa del cetro que ganó al noquear en el décimo asalto al mexicano Juan Alejo el pasado 2 de diciembre en el Madison Square Garden, y retuvo al disponer en el duodécimo y último episodio del nicaragüense Carlos Buitrago el 16 de junio en el Coliseo José Miguel Agrelot.

Pero para esta pelea la gran diferencia es que Tito adicionó a su equipo de trabajo al legendario entrenador Freddie Roach, con quien entrenó en su gimnasio Wild Card de Los Angeles y quien estará dirigiendo su esquina el sábado.

Su manejador, Juan de León, explicó que le pidió a Roach, quien también entrena al campeón Alberto ‘El Explosivo’ Machado para su defensa del 27 de octubre, que evaluara a Acosta mientras entrenaba allí, y la relación progresó tan bien, y le resultó tan beneficiosa a Acosta, que De León terminó pidiéndole que estuviera en su esquina.

“Freddie me encontró unas fallas”, dijo Tito, “pero la idea que tiene Juan es que me ayudara en la defensa y me pusiera a tirar más el jab”.

“Yo siempre he sido un peleador al que le gusta ir para adelante, pero estamos conscientes de que según vaya aumentando de peso los rivales van a ser cada vez más fuertes, y hay que boxear más”.

Tito sí tendrá en su esquina también a De León y al entrenador y comanejador Javier Arce, pero su entrenador habitual, Jim Pagán, no pudo viajar por razones de salud, según se explicó.

La pelea mandatoria que Tito tiene pendiente es ante su primer retador, el japonés Ryuji Hara, quien no ha podido pelear en todo el año debido a una lesión en el hombro, pero ya ha indicado que estaría disponible para pelear en diciembre.

De León, de paso, mencionó recientemente la posibilidad de que, si no tiene problemas mayores en su pelea de este sábado, Tito pueda estar disponible para lidiar con Hara en la cartelera que la Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya, que también presentará este cartel sabatino, tiene prevista para el 15 de diciembre en el Garden estelarizada por Canelo Alvarez.

“De eso no sé mucho”, dijo Tito, “pero primero hay que pensar en esta pelea”.

 

Total
2
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*