Retiene Manny por decisión dividida

A base puramente de trabajo y fortaleza, con una buena dosis de agarres y entradas con la cabeza, el australiano Jason Moloney fue debilitando a Manny Rodríguez y se convirtió en la figura dominante en los últimos asaltos, para provocar que el boricua tuviera que esforzarse al máximo para alcanzar una victoria por decisión dividida este sábado y retener su cetro gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en un combate celebrado en la CFE Arena de Orlando.

Dos de los jueces -Alex Levin, de Florida y el mexicano Alfredo Polanco- vieron ganar a Rodríguez 115-113, mientras que el alemán Holger Wiemann le dio la pelea a Moloney, también 115-113.

Ahora con marca de 19-0 y 12 nocauts, Manny avanzó así a la segunda ronda del torneo de la World Boxing Super Series del peso gallo, donde deberá enfrentarse al japonés Naoya Inoue (17-0 y 15), campeón ‘regular’ del peso gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Fue una pelea bien dura”, dijo Manny luego del encuentro. “Sabíamos que era un buen peleador y nos dio la batalla, pero ahora a descansar para la próxima”.

“Sabía que era una pelea cerrada”, opinó a su vez sobre la votación de los jueces. “Estaba cansado y por eso en los últimos dos rounds me mandaron a boxear”.

Moloney, ahora 17-1 y 14, hizo trabajar al boricua desde el primer momento, pero en los primeros asaltos Rodríguez estuvo al mando con su mejor boxeo y golpes más precisos.

Manny y uno de sus entrenadores, Freddy Trinidad, al momento de anunciarse la decisión. [suministrada]

Sin embargo, Moloney nunca dejó de presionar y de provocar la pelea adentro a base de agarres y forcejeos, impidiendo que el boricua tuviera espacio para conectar sus golpes a distancia, aunque también le conectó con efectividad en los planos bajos.

Al final, sin embargo, Manny había logrado acumular los puntos suficientes para escapar con una cerrada y extenuante victoria.

En la misma cartelera, el veterano peso completo cubano Mike Pérez (24-3-1 y 15) derrotó por decisión unánime al puertorriqueño Keith Tapia (18-2 y 11) para conquistar el vacante cetro Fedelatin de la AMB para el peso crucero.

Con el triunfo, Pérez aseguró una plaza como posible suplente en el torneo de la World Boxing Super Series para los cruceros, en caso de tener que retirarse alguno de los participantes.

Total
3
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*