Cora: el mejor dirigente que menos gana

Alex Cora se rankeó como dirigente este año en su debut como piloto en las Grandes Ligas.
Durante los playoffs, pero especialmente durante la Serie Mundial, fueron incontables los movimientos que realizó en busca de la victoria, y casi todos desembocaron en situaciones favorables para los Medias Rojas de Boston. Y ni hablar de la serie regular, en la que obtuvo una cifra sin precedentes para su franquicia de 108 victorias.
Para muchos, se desayunó a Aaron Boone, de los Yankees; se almorzó a AJ Hinch, de los Astros, y se comió de un bocado a Dave Roberts, el piloto de los Dodgers.

El propietario de los Medias Rojas, John Henry, comentó a la prensa especializada de Boston que Cora fue “un dirigente superior” a sus adversarios durante la postemporada. Buena recomendación para un préstamo en cualquier financiera de Massachusetts.

Así que, en solamente una temporada, se metió de lleno en la discusión sobre quién debe ser reconocido como el mejor dirigente del béisbol, junto con los Terry Francona, Joe Maddon, Bruce Bochy y Bob Melvin de la vida.

Eso no se sabrá por lo pronto, o tal vez nunca, pero lo que sí se sabe es que el puertorriqueño que acaba de arrasar con la oposición en las ligas mayores está en el grupo de los dirigentes peor pagados del béisbol.

Claro, eso tiene una explicación. Se trata, para casi todos los efectos, de un novato que solamente había dirigido en el béisbol invernal de su país, y que tenía que demostrar que poseía la sagacidad y el temple para dirigir en las Grandes Ligas, fuera de la comodidad del estudio de ESPN.

Los salarios de los dirigentes en las Mayores, contrario a los de los peloteros, han ido en descenso en los pasados años, y el promedio para este año era de $1.5 millones.

Cora ganó este año $800,000, en el primero de un contrato que, al llegar al cuarto año, será en total de $4 millones.

Entre los cinco dirigentes de primer año que comenzaron la temporada fue el que menos ganó, aunque Gabe Kapler, de los Filis, lo superó por solamente $3,000. Su compatriota de los Nacionales, Dave Martínez, tuvo contrato de $850,000, al igual que Mike Callaway, de los Mets, mientras que Aaron Boone ganó $1.15 millones en su primer año como mentor en Nueva York. Claro, son los Yankees.

Ya se fue Mike Scioscia ($6 millones), y en uno o dos años tal vez le sigan Bochy y Maddon ($6 millones por temporada cada uno), así que cuando eso suceda, el promedio estará más bajito que el de los empleados de Energía Eléctrica.

Cora, al menos este año, tiene quien lo defienda. Esta semana, por ejemplo, un reportero que cubre béisbol en Boston sugirió que, en vista de su éxito rotundo y de todas las cualidades que exhibió, su contrato debe ser revisado.

Lo cierto es que en diez meses tiene un campeonato de Serie Mundial y a la prensa y al dueño del equipo en un bolsillo.

El otro bolsillo puede esperar.

Total
13
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*