A prueba la racha de nocauts de Adorno

Hay dos cosas que Joseph Adorno no ha experimentado todavía en su corta carrera como boxeador profesional: una pelea que le dure más de tres asaltos, y la oportunidad de pelear en Puerto Rico, la tierra de sus padres.

Ligado promocionalmente a la empresa Top Rank de Bob Arum, él tiene bajo su control la primera: el junior ligero de Allentown, Pensilvania, con marca de 9-0 y nueve nocauts y apenas 19 años de edad, tendrá este sábado, en el Park Theater de Las Vegas., la oportunidad de alargar su racha de victorias y de nocauts -siete de ellos en el primer asalto- cuando se mida en un combate programado a un máximo de seis episodios, al puertorriqueño radicado en Iowa, Kevin Cruz (8-0 y cinco nocauts).

Se trata de un peleador de 27 años que, tanto por su récord como por el de sus últimos rivales -que amasaban marcas de 9-2 y 10-2, respectivamente, antes de sucumbir ante él-, tal vez podría ser su prueba más peligrosa hasta el momento.

“Lo único que sé de él es que es boricua y que es zurdo”, dijo Joseph, de Allentown, Pensilvania, quien entrena con su padre, el; entrenador puertorriqueño Aníbal Adorno.

“Estuvo buscando en YouTube.com, pero no hay casi nada de él”, dijo. “Solo un poco de una pelea. Pero uno no puede dejarse llevar por lo que ve en una sola pelea, porque uno pelea diferente contra distintos rivales”.

“Yo tampoco peleo igual en todas mis peleas”.

El resultado es el que no cambia, hasta ahora, y lo impresionante no es solo que gana por nocaut, sino que sus nocauts suelen ser rápidos y devastadores, y ya hay muchos que le consideran uno de los mejores prospectos de Estados Unidos en las 130 libras.

Aunque hay otros que prefieren destacar al californiano de ascendencia mexicana, Ryan García (16-0 y 13 nocauts), ligado a la Golden Boy Promotions, quien ya aparece clasificado entre los primeros 12 por la OMB, la AMB y el CMB.

Y a pesar de que García le aventaja en experiencia -y que ha derrotado por decisión a curtidos veteranos tales como el boricua Jayson Vélez y el mexicano Carlos ‘The Solution’ Morales en sus últimas dos presentaciones-, Joseph arde en deseos de pelear con él.

“Hasta puse algo en Instagram”, dijo. “No digo que sea un mal peleador, porque yo no digo eso de ningún peleador, pero la verdad es que he venido siguiendo su carrera desde que era aficionado y nunca me ha gustado”.

“Lo han promocionado mucho, pero es un peleador que agarra mucho, no le gusta la presión y empieza a cansarse después de tres o cinco asaltos”.

Si no es ahora, sin embargo, quizá sea una pelea que vaya madurando y ganando interés según pase el tiempo.

“Puede llegar a ser una pelea de muchos millones, como la de Tito y De la Hoya”, dijo Joseph, cuyo hermano menor, Jeremy, es campeón nacional juvenil de Estados Unidos en las 123 libras.

Finalmente, la meta de pelear algún día en Puerto Rico siempre la tiene presente.

“Después de mi pelea del 18 de agosto (cuando, para variar, noqueó en  el primer asalto a Agustine Mauras- me dijeron que pronto podría pelear en Puerto Rico”, dijo. “Claro que me gustaría, pero yo solo hago lo que diga la empresa. Quizá el sábado después de esta pelea me digan dónde podría ser mi próxima pelea”.

El cree que hay dos posibles opciones: que se le incluya en la recién anunciada cartelera del 10 de noviembre en el Quijote Morales de Guaynabo, en el programa que representará la reaparición de Félix Verdejo, o en el del 8 de diciembre en el Madison Square Garden en el cual José ‘Sniper’ Pedraza estará unificando el cetro ligero con Vasyl Lomachenko.

 

Total
4
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*