“Van a ser dos victorias en una”

Como de costumbre, Abel Sánchez, el entrenador mexicano de Gennady Golovkin, no midió sus palabras cuando, durante la conferencia telefónica de este martes en relación con la pelea del 15 de septiembre con Canelo Alvarez (49-1-2 y 34 nocauts), le preguntaron si le creía a este cuando expresaba que iba a ser mucho más agresivo que en la primera pelea y hasta buscaría el nocaut.

“Habría que ver”, dijo. “Pero él dijo lo mismo antes de la primera pelea y, a pesar de eso, en vez de ser un encuentro entre dos tipos buscando ganar, fue uno entre uno que quería ganar y el otro solo quería sobrevivir”.

El propio Golovkin (38-0-1 y 34), quien estará buscando quebrar la marca de 20 defensas del cetro mediano que ahora comparte con Bernard Hopkins, dijo lo mismo, pero con otras palabras.

“No importa lo que ellos estén diciendo”, dijo, “lo que importa es lo que vayan a hacer, porque muchas veces no hacen lo que dicen que van a hacer”.

De 36 años de edad, el kazajo Golovkin retuvo su cetro ante Canelo con un empate el 16 de septiembre de 2017 en el T-Mobile Arena de Las Vegas en un combate en el cual muchos le vieron ganar.

La revancha inicialmente estuvo programada para el 5 de mayo pero fue aplazada cuando Canelo dio positivo a clembuterol y suspendido por la Comisiٕón de Nevada.

Desde entonces, la guerra verbal ha sido devastadora, acusando el bando de Golovkin a Canelo de haber utilizado sustancias ilegales para mejorar su rendimiento a pesar de que Canelo y su bando han asegurado que el positivo se debió al consumo de carne contaminada.

Luego, Canelo ha acusado a su rival, entre otras cosas, de faltarle el respeto, asegurando que le ha perdido todo el respeto y que por eso ha entrenado para buscar el nocaut en esta ocasión.

Golovkin expresó sus dudas acerca de un cambio en la actitud boxística de parte de su oponente, sin embargo.

“En sus peleas anteriores”, dijo, “él siempre se ha movido bastante por el ring. Pero una cosa es hacer eso, y otra la que hizo conmigo: él no solo se movió, sino que fui dándome cuenta de que en todo momento rehusaba quedarse cerca de mí”.

El bando de Canelo, que se ha enfrascado en batallas verbales cada vez más ardientes con el de Golovkin, y en particular con Sánchez con sus retos constantes de que Alvarez no se atreve a pelear ‘a lo mexicano’, ha respondido a esta acusación argumentando que el campeón tiene serias limitaciones sobre el ring.

En una pregunta, un periodista mencionó ayer que Chepo Reynoso, el entrenador de Canelo, describió a Golovkin como “un burro que solo sabe hacer una cosa”.

Sánchez le salió al paso, naturalmente.

“Lo único que les puedo decir es que Gennady en su carrera ha vencido a múltiples campeones mundiales, y eso sin incluir a los que derrotó en el aficionismo y luego se hicieron campeones mundiales”.

Gennady, a su vez, lo tomó como una ofensa personal.

“Eso solo demuestra la falta de clase y la falta de inteligencia que tienen ellos, y yo no voy a bajarme tanto como para responderles”, dijo, “así que ni siquiera quiero comentar esto”.

“Pero va a ser una noche muy especial”, agregó sobre el combate que será transmitido por pay-per-view. teniendo nuevamente de escenario a la T-Mobile Arena. “Van a ser dos victorias en una: sobre Canelo y rompiendo el récord de Bernard Hopkins”.

En efecto, la conferencia de este martes no parece haber servido para calmar un poco las aguas ni mucho menos.

 

Total
3
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*