El Thunder se verá mejor sin Carmelo

NOTA: primera entrega de una serie sobre los seis mejores equipos de la NBA para esta temporada.

El deporte trae un extraño pero continuamente verificable fenómeno de ‘adición por sustracción’.

Equipos que son en ocasiones marginales y en otras notablemente mejores con solo eliminar una ficha de su plantilla.

En eso se basa la esperanza con el Thunder en Oklahoma, que empacó las maletas de Carmelo Anthony, jugador que fue memorablemente perjudicial para ellos la pasada temporada en ambos lados de la cancha.

Las deficiencias de Melo se magnificaron en la postemporada cuando el Thunder era casi 30 puntos peor en los minutos de Anthony en cancha, y los guio a una eliminación de primera ronda contra el joven Jazz a pesar de tener ventaja local.

Sin Melo en cancha, el Thunder fue de los mejores cinco equipos en calificación ofensiva y séptimo en calificación defensiva durante la pasada temporada.

Westbrook tuvo su ya impresionante y tradicional temporada en el renglón de las estadísticas, promediando un triple-doble por segunda temporada consecutiva al son de 25 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias. Su deficiencia en las estadísticas de avanzada y los turnovers siguen siendo su debilidad, pero es de esperarse para un jugador que genera más de un 90% de la ofensiva en su tiempo en cancha.

Luego de un año de drama y especulaciones de una mudanza de Paul George a fin de año, estelar small forward firmó un contrato por $137 millones para quedarse en OKC por los próximos cuatro años. Sus promedios de 22 puntos, seis rebotes, tres asistencias y dos robos de balón deben mejorar luego de un año de acoplamiento con Westbrook y más oportunidades ofensivas sin Melo en la escuadra.

Ambos Westbrook y George se sometieron a operaciones de rodilla en el verano por diferentes molestias. PG debe estar listo para el comienzo de temporada y Westbrook no tardará mucho en regresar luego de esto, aunque ya llegó la hora de sonar las alarmas con las rodillas del MVP del 2017. Este sería el quinto procedimiento al que se somete en la misma rodilla.

La presencia de Steven Adams garantiza que la pintura estará protegida, y vale la pena destacar que la defensa del Thunder se escocotó la pasada temporada luego de la salida de Andre Roberson, que jugó solo en 39 partidos tras una operación por una ruptura del tendón de su patela izquierda.

El cuarteto de George, Adams, Roberson y Jerami Grant debe mantener al Thunder en el tope de la liga en el lado defensivo y la barata adquisición de Nerlens Noel pudiera catalogarse como un inteligente swing de home run con un jugador joven de mucho potencial.

La presencia de Dennis Schroder, adquirido en la movida para salir de Melo, puede traer dinamismo del banco, que ha acostumbrado a perder las ventajas cuando Westbrook toma un respiro.

De contar con salud, el Thunder no solo debe entrar cómodamente a la postemporada, sino que tiene el poderío para pasar de la primera ronda. Aún se encuentran varios pasos detrás de los Warriors y posiblemente unos cuantos detrás de los Rockets también, pero se podría argumentar a favor de ellos contra cualquiera otro en la poderosa Conferencia del Oeste.

Total
1
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*