De amplio favorito Joshua ante Povetkin

A principios de año, el británico Anthony Joshua no solo era el peleador más reconocido y mejor cotizado del Reino Unido, sino que muchos le consideraban el mejor peso completo de la actualidad y uno de los mejores ‘libra por libra’.

Pero pese a que todavía está invicto, con marca de 21-0 y 20 nocauts, el peleador de 6’6” de estatura y 28 años de edad, ha visto cómo últimamente su reputación ha venido desmejorando.

Primero, aunque el 31 de marzo derrotó en un combate unificatorio al neozeladés Joseph Parker para agregar el cetro de la OMB a sus coronas de la AMB y la FIB ante 78,000 espectadores en Cardiff, fue una pelea relativamente deslucida en la que Joshua luego recibiría críticas por no arriesgarse mucho y no propinar un nocaut por primera vez en su carrera.
Desde entonces, su prolongada y abortada negociación para enfrentarse a Deontay Wilder (40-0 y 39 nocauts), campeón del CMB, en la que el bando de Wilder le acusó de hacer lo indecible por no medirse al peligroso noqueador norteamericano en la que sin duda sería la pelea más grande su carrera, también le restó brillo a su reputación.

Joshua (izquierda) es amplio favorito para derrotar al veterano peleador ruso.

 

Y más aún cuando su unió a las críticas el otro gran peso completo británico, el popularísimo excampeón Tyson Fury, quien lo acusó de cobarde y de inmediato inició negociaciones para ser él quien se midiera con Wilder.

En medio de todo ese panorama, ahora Joshua, quien ha atraído 243,000 espectadores a sus tres últimas peleas, contará este sábado con otro respaldo masivo cuando, en el legendario estadio Wembley, en Londres, se mida al ruso Alexander Povetkin (34-1, 24 nocauts, 6’2” de estatura y 39 años), un excampeón de la AMB, en una defensa de sus tres coronas.

Aunque se trata de un rival meritorio, la edad y la desventaja en edad, estatura y peso (245 ¼ a 222), provocan que pocos le concedan muchas probabilidades de triunfo al ruso, quien, para colmo, al contrario de Parker, no es considerado un boxeador de buenos recursos defensivos sino uno que depende de su agresividad y de su fuerza.

Como sea, las apuestas favorecen en proporción de entre 8-1 a 14-1 a Joshua, quien parece encaminado a conseguir la victoria impresionante que le restablezca buena parte de su reputación perdida.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*