Tenso encuentro entre Canelo y GGG

Aunque ubicados en estudios diferentes, Canelo Alvarez y Gennady Golovkin participaron este martes en  una conferencia de prensa en vivo en relación con su esperado encuentro del 15 de septiembre y lo más notable fue la parquedad del campeón kazajo y la seriedad casi asesina demostrada por el mexicano.

La conferencia fue transmitida por Facebook por la Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya, compañía que el lunes anunció un nuevo acuerdo para transmitir algunas de sus carteleras en vivo y gratuitamente por esa masiva red social.

Aunque hace años que reside en Los Angeles y a menudo se ha expresado eficientemente en inglés en  sus entrevistas, el conocido por GGG prefirió hablar en su idioma natal -con un intérprete- durante la primera conferencia en la que los dos peleadores, que empataron en septiembre del año pasado, han estado frente a frente después de meses de intercambiar acusaciones e imputaciones de bando y bando.

“Esta va a ser una pelea diferente”, dijo Golovkin, quien tampoco dejó escapar una sonrisa durante toda su presentación ante la cámara. “Va a ser una pelea más feroz, más intensa, más potente que la primera”.

Y su entrenador, el mexicano Abel Sánchez, quien durante meses ha llevado la voz cantante en la campaña verbal contra Canelo, censurándolo no tan solo por haber dado positivo a clenbuterol y causando así el aplazamiento del combate primeramente señalado para el 5 de mayo, sino por lo que él interpretó como una renuencia del mexicano a fajarse con su peleador, no dejó escapar otra oportunidad de atacarlo.

“Gennady se prepara siempre para ser el mejor Gennady sobre el ring”, dijo. “Sí hay algunos cambios que podemos hacer para mejorar, pero lo cierto es que Gennady ganó la primera pelea y todo el mundo lo sabe, por lo que los cambios serán mínimos”.

“Pero todo va a depender de que Canelo esta vez venga con  su valentía”.

Respondiendo a una pregunta, Canelo admitió que los constantes ataques de Sánchez pueden llevar el cometido de provocarle que pelee con más agresividad y arriesgándose más, posiblemente en detrimento suyo.

“Sí, definitivamente”, dijo, “pero me voy a valer de eso, aunque utilizándolo con inteligencia”.

“Ya nos conocemos y sabemos qué estrategia utilizar para que la pelea no sea como la anterior, y estoy seguro de que va a ser muy diferente”.

“Definitivamente el poco respeto que yo le tenía antes (a Golovkin y su gente) ya desapareció”, continuó. “Y es por todo lo que se han  pasado diciendo: me han faltado el respeto”.

‘Y no me importa que incluso en México yo tenga mis detractores”, agregó. “Voy a ganar y a demostrar quién es el mejor, independientemente de que la gente esté conmigo o no”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*