Empiezan a correr los millones en la NBA

Las campanas de la agencia libre en la NBA retumbaron por todo el mundo deportivo, con equipos comprometiendo millones y millones de dólares a jugadores en todos los niveles, con cambios que, por ahora y aunque interesantes, mantienen a los Warriors intocables en el tope.

Veamos las decisiones más sobresalientes en la primera noche:

Durant, Paul George y CP3 se quedan en su hogar

Luego de un año donde toda la liga asumió que Paul George estaba decidido a unirse a los Lakers, como le dijo a Indiana antes que lo cambiaran, decidió quedarse junto a Westbrook por $137,000,000 por cuatro años, dejando atrás la noción de que firmaría por solo un año en OKC para volver a la agencia libre en un año.

CP3 hizo lo que todos esperaban, quedándose en Houston por cuatro años y $160,000,000 para seguir siendo parte del equipo que no solo terminó con el mejor récord en la temporada regular, sino que tuvo a la dinastía Warrior contra las cuerdas en las finales de conferencia.

Durant, por su parte, parece haber aprendido del libro de LeBron, al firmar por solo dos años y $61.5 millones, con el segundo año como una decisión del jugador. El contrato le permite a Durant regresar a la agencia libre en solo un año, metiendo presión a los Warriors a mantenerse competitivos y aflojar la chequera si quieren mantener el trabuco. De igual forma, le da autoridad de arrancar a otros lares si se cansa de ganar con el equipo con más talento en la historia.

Deandre Jordan se une a Barea, Luka y Dirk en Dallas

Años después de hacerles una de las pachotadas más grandes y públicas en la historia de la agencia libre de la NBA, Deandre Jordan se une a los Mavericks por un año y $24,1000,000. Como recuerdan, Jordan confirmó que firmaría con los Mavs en el 2015, sólo para arrepentirse luego de una reunión, casi rapto, con varios miembros de los Clippers, entre ellos el dirigente Doc Rivers y la estrella Blake Griffin. La firma le da una presencia en la pintura a Dallas que no solo no tienen desde los años de Tyson Chandler, sino que acelera el plan de competir en el Oeste junto a la nueva cara de la franquicia, el fenómeno Luka Doncic.

Los Rockets pierden una pieza clave en su persecución de los Warriors

Uno de los jugadores más importantes en la rotación de los Rockets, Trevor Ariza, abandonó el barco para unirse a la juventud de los Suns por un año y $15,000,000. La salida crea un vacío en varios renglones ya que Ariza era el encargado de rellenar los hoyos necesarios en ambos lados de la cancha, gracias a su habilidad de jugar tres posiciones.

 

 

 

Total
17
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*