Abrumador el triunfo de Pacquiao

En una pelea que resultó ser mucho más desnivelada que lo que se esperaba, el filipino Manny Pacquiao se apuntó un nocaut en el séptimo asalto sobre el argentino Lucas Matthysse el sábado en Kuala Lumpur, para conquistar el cetro welter ‘regular’ de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Pacquiao, de 39 años de edad, mejoró así su marca a 60-7-2 y 39 nocauts, conquistando su décimo cetro mundial en ocho divisiones distintas y su tercero en las 147 libras.

Fue además su primer nocaut desde que en 2009 noqueó en el duodécimo episodio a Miguel Cotto para ganar el cetro welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Matthysse, de 31 años, dejó su marca en 39-5 y 36 y perdió en su primera defensa el cetro vacante que venía de conquistar ante el tailandés Tewa Kiram exactamente un año atrás, el 14 de julio de 2017.

Pacquiao lució mucho mejor -más rápido de piernas y manos, con mejor boxeo y precisión en sus golpes- que en su combate anterior, cuando el 2 de julio de 2017 sufrió una controvertida derrota por decisión unánime en Australia ante el australiano Jeff Horn para perder el cetro welter de la OMB.

Esta vez dominó a Mathysse desde el campanazo inicial, lo derribó en el tercer episodio con un óper de izquierda, otra vez en el quinto cuando el argentino puso una rodilla en la lona tras recibir una  seguidilla de jabs al rostro,  y por último en el séptimo, cuando este cayó tras recibir lo que pareció ser un óper de izquierda al pecho.

El árbitro Kenny Bayless detuvo su conteo cuando Matthysse escupió el protector bucal, deteniendo la pelea a los 2:43 minutos del episodio.

“Entraba y salía muy rápido y eso me amarró un poco”, dijo Matthysse al tratar de explicar lo ocurrido luego del encuentro.

“Pero es un gran peleador y un gran campeón”, agregó. “A veces se gana,  a veces se pierde y esta vez me tocó perder, pero fue ante un  gran peleador y una leyenda, Manny Pacquiao”.

Pacquiao, de quien se había mencionado la posibilidad de futuras peleas con Vasyl Lomachenko o Terence Crawford, ambos controlados por su expromotor, Bob Arum, no habló de planes concretos.

“Esa es otra historia, otra discusión”, dijo al ser entrevistado luego del encuentro. “Ahora estoy feliz de regresar a mi país para celebrar la victoria y hacer mi trabajo como servidor público”.

Pacquiao es miembro del senado de Filipinas.

 

Total
29
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*