Kawhi Leonard agita el avispero

A solo días de la apertura de la agencia libre en la NBA, semanas que tienden a ser alocadas para las franquicias y sus fanaticadas, el equipo que gane la subasta por el estelar Kawhi Leonard y su nebuloso hamstring podría ser el favorito para retar a los Warriors por la sortija de campeonato.

Jugosas ofertas, mayormente provenientes de las dos franquicias más legendarias en la historia de la liga, Lakers y Celtics, tienen al resto de la liga congelado de cara a lo que parece será una ajetreada semana.

Los Spurs, aparentemente en negación de enviarlo a los Lakers –el destino predilecto de Kawhi–, han ido aflojando su postura por falta de opciones.

A Leonard le queda solo un año de contrato, y una simple amenaza a cualquier equipo interesado en el “si cambias por mí es solo por un año, ya que el verano que viene firmaré con los Lakers”, hace que las ofertas no sean las ideales.

Lo confuso de la lesión hace que Leonard luzca mal con cualquiera de las dos vías de análisis y complica las gestiones de los equipos interesados él.

Si estaba tan lesionado como para jugar solo nueve de los 82 juegos ¿será el mismo cuando regrese a cancha?

“Esto no fue una recuperación de una operación o algo así… es una lesión que los mejores doctores revisaron y no encuentran nada lo suficientemente malo como para jugar tan poco esta temporada”, dijo el periodista de ESPN, Kevin Arnovitz, en el programa The Jump.

Si no estaba tan lesionado, ¿quiero traer a mi franquicia a un jugador que abandonó su equipo por discrepancias?

Los contendores con el poder suficiente de convencer a Kawhi a quedarse luego de ese primer año ya parecen estar en la mesa de negociaciones.

Los Celtics, con su baúl de bienes entre jugadores jóvenes y picks de primera ronda que han obtenido de varios equipos –Clippers, Memphis, y el más suculento de todos, uno de los Kings para el año que viene que va a los Celtics a menos que termine siendo el primer turno–, pueden crear el mejor regalo.

Los Spurs suenan interesados en Jaylen Brown y el pick de los Kings como pilares de la oferta.

El gerente general de los Celtics, Danny Ainge, suele ser un tipo calculador a la hora de hacer movidas, y añadir a Leonard, sin claridad de su lesión, y con un contratazo, puede complicar seriamente las finanzas en Boston cuando se le suman los sueldos de Kyrie Irving, Al Horford y Gordon Hayward.

De igual manera, un cuadro que incluya esos tres jugadores junto a Kawhi y el joven futura estrella Jayson Tatum puede mirar a los ojos a Golden State sin nada que temer.

Los Sixers, por su parte, pueden ofrecer al que fue la primera selección del draft del 2017, Markelle Fultz, y a jugadores como Dario Saric, Robert Covington, el novato Zhaire Smith y varias selecciones de futuros sorteos, incluyendo uno de Miami en el 2021 sin protección que adquirieron cuando asaltaron a los Suns hace una semana.

El trío de Joel Embiid, Ben Simmons y Kawhi Leonard sería desafiante en ambos lados de la cancha, pero hay serias dudas si a Leonard le interesa estar en Boston o Filadelfia a largo plazo.

Ante este panorama, y para el disgusto de Pop y su gente, los favoritos son los Lakers, que no solo tienen a Kawhi abogando para llegar a ellos, sino que tienen las fichas para negociar y allanar el camino para construir otro trabuco en la conferencia del Oeste.

Adrian Wojnarowski, de ESPN, reportó que la oferta de los Lakers tiene como figura principal a Brandon Ingram, jugador versátil de 6-9 de estatura y quien fue seleccionado hace dos años con el segundo turno. Hasta ahora los Lakers solo han ofrecido picks en adición a Ingram, con los Spurs interesados también en Kyle Kuzma y Josh Hart.

Si los Lakers consiguieran a Kawhi, podrían enfocar sus cañones en LeBron James con el dinero restante en el tope salarial.

Un verano de ensueño los vería cambiando la dolorosa ficha de Luol Deng –$36,810,000 restantes por dos años–, junto a Lonzo Ball como agradecimiento al equipo que se trague ese contrato, para crear espacio para una tercera estrella.

La posibilidad de ver a LeBron, Kawhi y Paul George luciendo los colores de los Lakers es difícil, pero no imposible.

Los próximos días serán de pura tensión, con la posibilidad de que despertemos en una nueva liga en una semana.

 

 

Total
13
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*