Confiado el bando de Buitrago

El nicaragüense Carlos Buitrago, apodado Choconrroncito, tiene marca de 30-3-1 y 17 nocauts, y tanto sus tres derrotas como su empate los experimentó en intentos fallidos por conquistar el cetro de las 105 libras, incluyendo, en su última presentación una caída por nocaut en el octavo asalto en Japón ante Hiroto Kyoguchi el pasado 31 de diciembre.

Por consiguiente, sería más que comprensible que no se le considerara un retador de alto riesgo el próximo sábado para Angel ‘Tito’ Acosta (17-1 y 17), cuando el boricua haga la primera defensa de su cetro minimosca (108 libras) de la OMB en el combate que estelarizará la cartelera que la Miguel Cotto Promotions presentará en el Coliseo José Miguel Agrelot.

Pero ese sería un análisis bastante superficial: pese a su vasta ventaja en experiencia, Buitrago es incluso un año menor que el boricua, y, según está bastante comprobado, en dos de sus peleas titulares pudo haber sido despojado de una legítima victoria: su empate en Filipinas con el filipino Merlito Sabillo al disputar el cetro mínimo de la OMB en 2013 y su estrecho revés (115-113 en las tres tarjetas) en Tailandia ante el tailandés Thammandon Niyomtrong por el título interino de la AMB en 2014, un resultado tan cerrado que luego requirió una revancha.

Pero Buitrago no le pone peros a su revés ante Kyoguchi.

“Para esa pelea yo estaba teniendo tantos problemas para hacer el peso, que me di cuenta de que solo estaba entrenando para rebajar”, dijo.

Tito Acosta realizó un entrenamiento público de cara a su combate titular de este sábado. [foto suministrada]
“Lo dejaba todo en el gimnasio. Por eso estoy muy agradecido con Dios, y con  Ricardo Rizzo, mi concertador de encuentros, porque la verdad es que yo no esperaba que, después de haber perdido mi última pelea, y en la primera pelea que iba a hacer en las 108 libras, esta fuera a ser por el título mundial”.

Tanto Buitrago como Acosta hicieron este lunes un entrenamiento público en el gimnasio de la Fundación El Angel de Miguel Cotto en el Complejo Deportivo Angel O. Berríos de Caguas, donde Buitrago, quien viajó de Nicaragua a Miami el pasado jueves y llegó a la Isla el domingo, estuvo acompañado, entre otros, por su padre y coentrenador, Mauricio, y su hermano mayor Julio, de 32 años.

Julio, de paso, es también un boxeador profesional que peleó mayormente en las 108 libras, y que se midió aquí con César Seda en 2007, cayendo por nocaut en tres asaltos.

Pero, lo que es más importante, años después estuvo entrenando aquí tres meses, según su mejor recuerdo, y la mayor parte del tiempo lo hizo en el gimnasio de Parcelas Falú del entrenador Jim Pagán, quien ya entrenaba a Tito Acosta.

“Hasta llegamos a guantear algunas veces”, recordó el mayor de los Buitrago, “y lo conozco muy bien”.

Por consiguiente, aunque su recuerdo es el de un Tito Acosta de hace varios años, al anunciarse la pelea, él sí estaba en una posición ideal para darle unos tips a su hermano.

No se trata de que el campeón cambió su séquito, sino que Acosta aprovechó la oportunidad para posar con las chicas que anunciarán los asaltos en el cartel.

“Lo que tiene Tito es pegada”, reconoció por encima de todo. “Pega muy bien ese gancho de izquierda al cuerpo, y la derecha, también en gancho”.

“Pero lo que yo le dije a Carlos es que él tiene que venir a ganar aquí”, agregó. “No podemos venir de tan lejos para perder otra vez”.

Pero, para él, las libras adicionales que carga ahora su hermano pueden ser más que significativas.

“Si estuviera peleando en las 105, a estas horas ya estaría seco”, dijo.

“Pelear en 108 me va a favorecer mucho”, dijo el propio Carlos. “Llevo ya como una semana jugando con esas tres a cuatro libras por arriba de la categoría”.

Y, por supuesto, ha tenido muchas oportunidades de estudiar al boricua.

“He visto vídeos de algunas de sus peleas, incluso de algunos de sus entrenamientos”, dijo. “Su récord dice que pega, pero hay que ver a qué tipo de boxeador se ha enfrentado”.

Y él parece darle un enfoque patriótico a la pelea.

“Mi país está atravesando por una situación muy difícil”, dijo, “y necesita este campeonato. Sería una gran alegría, un gran gozo para todos en Nicaragua”.

Tito, por su parte, también tiene un motivo personal especial para esta pelea.

“Estoy muy contento con la compañía por darme la oportunidad de pelear aquí en mi casa, muy cerca de donde yo crecí (en Barrio Obrero)”, dijo. “Sé que esa noche va a haber mucha gente de Barrio Obrero aquí”.

Pero tampoco le dio mucha importancia a lo que el hermano de Buitrago pueda haberle dicho a su rival a base de lo que le haya detectado en unos guanteos efectuados hace años.

“Creo que guanteamos una vez”, dijo, “pero me imagino que lo que le habrá dicho es que yo pego muy duro”.

Próximas carteleras

La cartelera de este sábado será transmitida en exclusiva por el canal 161 de DirecTV.

Luego, las siguientes carteleras de la compañía serán el 13 de julio en la cancha Nilmarie Santini, del complejo del Departamento de Recreación y Deportes en Santurce, la cual se transmitirá por ESPN2 y ESPN Deportes y el 4 de agosto en el Complejo Ferial de Ponce, nuevamente por DirecTV.

De acuerdo a Héctor Soto, promotor de la Miguel Cotto Promotions, en la cartelera de julio despuntan como posibles estelaristas el welter Derrieck Cuevas y el peso mínimo Janiel ‘Pototo’ Rivera, y en la de Ponce el junior welter Danielito Zorrilla podría ser una de las estelares.

 

 

Total
1
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*