Nada detiene a Justify

Fue un tipo de reto distinto en esta ocasión, pero al final del trayecto Justify pudo mantener tanto su invicto como la posibilidad de convertirse en el decimotercer triplecoronado de la historia.

Con Good Magic tratando de tornar la carrera en un duelo desde la arrancada en otro atardecer lluvioso y otra superficie fangosa, Justify – conducido por Mike Smith — logró mantener medio de su espectacular cuerpo en la delantera cuando la niebla se disipó y los ocho corredores del Preakness Stakes empezaban a cruzar la meta.

La victoria en la segunda gema de la Triple Corona de la hípica norteamericana le dio al entrenado por Bob Baffert su quinto triunfo en igual número de presentaciones—todos en el 2018—, provocando que toda la atención se vuelque ahora para el 9 de junio en Belmont Park, cuando intentará ganar la tercera pata.

El puesto de partida (7) pudo haberle dado algún grado de ventaja a Justify, al tener arrinconado a su principal rival, Good Magic (5), conducido por el puertorriqueño José Luis Ortiz, junto a la valla mientras ambos se enfrascaban en el duelo esperado por muchos, que duró casi hasta la meta.

Justify se sostiene en la delantera para ganar por medio cuerpo el Preakness Stakes.

Justify fue capaz de mantenerse al frente pese al ataque en los tramos finales de Bravazo y Tenfold, que despegaron solamente tres cuartos de cuerpo sobre Good Magic – el campeón dosañero del 2017—que quedó cuarto.

Fue la sexta victoria en carreras de Triple Corona para Smith, de 52 años, y el séptimo Preakness Stakes que se lleva Baffert, empatando una marca.

Irad Ortiz, el otro jinete boricua activo en la carrera a distancia de una milla y 3/16 que tuvo un premio de $1.5 millones, arribó quinto sobre Lone Sailor.

 

 

 

 

Total
2
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*