Lomachenko tuvo que sudar ante Linares

En una pelea que resultó ser mucho más pareja de lo que se esperaba, el ucraniano Vasyl Lomachenko de todos modos se apuntó un triunfo por nocaut en el décimo episodio sobre el venezolano Jorge Linares para conquistar el cetro ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) este sábado en la noche en el Madison Square Garden.

Con el triunfo, Lomachenko, quien fue derribado por un derechazo en el sexto episodio, mejoró su marca a 11-1 con nueve nocauts al conquistar su tercer título mundial en categorías diferentes.

Entretanto, Linares, quien hacía su cuarta defensa del título de las 135 libras de la AMB tras haber hecho dos defensas como monarca del CMB y haber sido antes monarca pluma y junior ligero, quedó con marca de 44-4 y 27 nocauts.

El final se produjo a los 2:08 del décimo episodio cuando el árbitro Ricky González detuvo la pelea al apreciar que Linares se encontraba en mal estado tras caer a la lona como consecuencia de un devastador gancho al cuerpo.

Linares cae a la lona producto de un brutal golpe al cuerpo en el décimo asalto.

Hasta entonces la pelea se encontraba sumamente pareja: aunque Lomachenko lo aventajaba en movilidad y velocidad y presionaba el ataque, llegando a lastimarlo con una lluvia de golpes en el cuarto asalto, Linares, que gozaba de una gran ventaja en físico, le dio pelea en todo momento e incluso parecía que empezaba a asumir el control del encuentro con buenos golpes en los asaltos séptimo y noveno y al principio del décimo antes de que se suscitara el final.

Julie Lederman la tenía pareja 85-85, Robin Taylor 86-84 a su favor y Steve Weisfeld 86-81 a favor de Lomachenko.

“Fue una gran pelea”, dijo Lomachenko luego de finalizado el encuentro. “Ese derechazo (que lo derribó) fue un gran golpe. Son cosas que pasan”.

“Pero mi padre (Anatoly Lomachenko, su entrenador) me dijo que tenía que tirarle al cuerpo. Linares es un gran campeón y fue una gran pelea para los fanáticos y para todo el mundo”.

Linares, entretanto, admitió que el golpe del nocaut “estuvo perfectamente colocado”.

Finalmente, el promotor Bob Arum, de la empresa Top Rank, que promueve a Lomachenko, sostuvo que “Linares demostró que es un gran campeón pero Loma se mantuvo con él y lo noqueó con un golpe al cuerpo, demostrando que tiene corazón de campeón”.

Lomachenko ahora tiene 10 días para decidir si se mantiene con el cetro ligero de la AMB y abdica al junior ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), donde el boricua Christopher ‘Pitufo’ \Díaz, el primer clasificado, espera su turno para disputar la corona vacante en julio.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*