Lindor está prendido en candela

Aunque continúa distante del rendimiento defensivo acostumbrado, Francisco Lindor sigue sacudiendo el bate con autoridad en el último mes para aportar en grande a la ofensiva de los Indios de Cleveland.

El estelar campocorto de 24 años ha conectado imparables en sus últimos 14 partidos, la ristra más larga de su brillante carrera. Eso pone a Lindor bateando para .321, con 53 hits, 14 dobles, 12 vuelacercas y 25 empujadas en 39 partidos.

De hecho, en los últimos siete días (cinco partidos) “Paquito” ha estado en fuego, manteniendo promedio ofensivo de .519, incluyendo 14 hits, cuatro dobles y cinco cuadrangulares.

En la jornada dominical, en el ultimo encuentro de la serie contra los Reales de Kansas City, el boricua se fue de 4-3.

Este aumento en su rendimiento llega como un alivio, luego de semanas en un decaimiento ofensivo que lo mantuvo bateando para promedio de .186 comenzando la temporada, y .205 apenas dos semanas atrás, además de los sorpresivos problemas con el guante, issues que preocuparon a la organización en ese momento.

Lindor le ha dado vuelta al asunto y ahora lidera Las Mayores con 16 extrabases en el mes de mayo, periodo en el cual ha mejorado por 76 puntos en su promedio de bateo, de .245 a .321, continuando la racha que le llevaron a merecer el premio de Jugador de la Semana en la Liga Americana, por sus actuaciones del 1 al 6 de mayo.

Con el partido del sábado ante Kansas City, cuando bateó perfecto en cuatro turnos, con cuatro extrabases, Lindor se convirtió en el primer jugador en lograr la gesta como primer bate en uniforme de la Tribu desde que lo hiciera Terry ‘Tito’ Francona en 1964.

“Se siente estupendo. Desearía poder ir atrás en el tiempo y tomar esos errores que hice y ayudar a mi equipo a ganar ese día, pero (eso) está en el pasado”, dijo Lindor a los medios luego de ese partido.

“Aprendí de eso y los muchachos han estado haciendo un gran trabajo para animarme. Cada uno de los muchachos me ha apoyado, desde los lanzadores hasta los jugadores del cuadro, dirigentes, todos”, continuó diciendo.

“Han sido dos semanas duras, pero todavía tengo mucho trabajo por hacer. Si fallo la pelota, tengo trabajo por hacer. Se trata de llegar a base, simplemente sucede que ahora no estoy jugando tan buena defensa como puedo. (pero) Estoy conectando bien ahora mismo”, añadió el dos veces Todos Estrellas.

Aunque Lindor es de los que prefiere no hablar de sí mismo, ni de sus logros ante los medios, su comportamiento no pasa por desapercibido para el resto del clubhouse indio.

“Uno ve lo que pueden hacer con el bate, pero ambos pueden correr”, dijo el dirigente Terry Francona luego de partido del domingo, refiriéndose tanto a Lindor como a su compañero José Ramírez.

“No tan solo son los sencillos, están corriendo las bases, están creando energía. Es muy divertido verlos”, añadió.

Con récord de 20-19, los Indios comenzarán el lunes una gira de 10 fechas en la carretera, con paradas en Detroit, Houston y Chicago.

EL RAPE DE CABEZA LE VINO BIEN

 Desde la semana pasada, Lindor ha venido luciendo un nuevo “look” con la cabeza rapada, luego de varias temporadas de rizos teñidos.

El cambio se debe a una apuesta que perdió al retar a su antiguo equipo del colegio Montverde Academy a terminar la temporada invicto.

Ni cortos ni perezosos, los muchachos le tomaron su palabra, terminando esta temporada perfectos en 25 salidas.

Lindor aprovechó un día libre la semana pasada para visitar su alma máter de escuela superior y frente a una asamblea estudiantil ser recortado a “raspa-coco” por los mismos miembros del equipo.

“El pelo no tiene nada que ver con el éxito. Yo creo en la fe, creo en Dios y todo sucede por una razón”, dijo Lindor a un reportero de Fox Sports Ohio luego del juego del sábado.

Definitivamente el cambio le vino bien.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*