En ruta Cintrón hacia otra gran campaña

De cierto modo hasta fue apropiado que el estelar zurdo de los Mulos de Juncos, Luis Cintrón, le tirara el domingo pasado a los Artesanos de Las Piedras el primer no-hitter de su carrera en la Doble A.

Aunque el partido -una victoria 5-1 en siete entradas en el segundo juego de la jornada en el Nini Meaux de Juncos-, no fue en Las Piedras, sí contó con una nutrida representación de la fanaticada pedreña que, como de costumbre, le dejó saber al lanzador que ellos estaban allí.

“Yo me crié en Las Piedras desde los cuatro años y vivo allí”, dijo el serpentinero de 28 años de edad, “y siempre es algo especial cuando juego contra Las Piedras”.

“Incluso cuando no estoy lanzando, me gritan”, agregó, riendo.

Esta vez no pudieron hacer mella sobre él, por mucho que le gritaran: Cintrón, quien permitió apenas tres bases por bolas y una carrera sucia en la primera entrada, ponchó a ocho para mejorar su marca a 3-1 con 1.48 de efectividad en 24.1 entradas.

Se mantuvo así en ruta para otra de las grandes temporadas que ha venido registrando con los Mulos desde que llegó al equipo después de haber brillado antes con Humacao y Utuado en una carrera que comenzó en 2010.

“Sigo lanzando como siempre lo he hecho”, agregó Cintrón, quien ha obtenido tres de las cuatro victorias conseguidas por los Mulos este año.

“Lo mío es tirar strikes y confiar en que la defensa haga el trabajo”.

En efecto, en una liga en la que cada vez parecen sobresalir más los lanzadores provenientes del profesionalismo, Cintrón, canjeado por Humacao a Utuado a mediados de la temporada de 2014, ha competido de igual a igual con ellos pese a que nunca firmó como profesional hasta que lo hizo tardíamente cuando jugó en la liga invernal con los Tiburones de Aguadilla en la campaña de 2016-17.

Ha tenido temporadas de 6-1 con 2.35 de efectividad (Humacao, 2011), y, con Juncos, de 5-1 y 3.00 (2014), 5-1 y 2.47 (2015), 5-0 y 0.61 (2016) y 3-3 y 3.15 2017).

Al mismo tiempo, ha sido uno de los principales abridores de la Selección Nacional, obteniendo importantes victorias internacionales, comenzando con triunfos sobre Cuba y Holanda en un importante torneo invitacional para profesionales y aficionados celebrado en Holanda en 2012, y continuando con su participación en los Centroamericanos de 2014 en Veracruz y los Panamericanos de 2015 en Toronto.

En Veracruz, de paso, Cintrón fue designado para abrir el primer juego, contra Cuba, y aunque el resultado fue una derrota 4-0, a todas luces él dejó una grata impresión.

“Por un  lado”, dijo, “ese juego fue el 15 de noviembre, que era el día de mi cumpleaños. Y después se me acercaron los DiamondBacks de Arizona para hacerme una oferta para la próxima temporada”.

“Me dijeron que por mi edad -tenía 25 años- y por mi experiencia internacional, donde menos yo podía empezar era en una Clase A fuerte para terminar tal vez en Doble A”.

“Pero luego de consultarlo con mi familia, no lo acepté”, dijo. “Creo que fue la decisión correcta”.

Luego fue reclutado por el gerente general y dirigente Carlos Baerga de los Tiburones para la temporada de 2016-17.

“Fue una experiencia muy gratificante”, dijo. “Tuve la oportunidad de jugar y compartir con muchos de los muchachos con los que no había compartido desde que se hicieron profesionales”.

Para el torneo de 2017-18, dijo, fue llamado en determinado momento por los Criollos de Caguas.

“Pero no pude aceptar”, dijo. “Primero, los juegos eran todos de día, y eso iba a confligir con mi trabajo, aparte de que no se justificaba coger una licencia por solo un  mes”.

“Pero yo también había estado haciendo muchas cosas después del huracán y estaba fuera de forma”.

Finalmente, Cintrón, quien para sorpresa de nadie acaba de ser incluido en la Preselección para los Centroamericanos de julio en Barranquilla, está poniendo todo su esfuerzo en ayudar a que Juncos entre y avance en la postemporada luego de que el equipo fallara en hacerlo en el pasado torneo.

“El año pasado en los periódicos nos daban de favoritos luego de que el equipo adquirió a Adalberto Flores y Luis Atilano”, dijo, mencionando a dos destacados lanzadores profesionales. “Pero no pudo ser: tuvimos nuestras altas y nuestras bajas, siendo más las bajas”.

Lo imposible ocurrió:  Juncos llegó quinto con marca de 8-12 en la Sección Este y ni siquiera entró en los playoffs.

“Por eso este año buscamos estar fuertes desde el principio”, dijo. “aunque la sección es fuerte con Fajardo, Gurabo y Las Piedras”.

“Pero Juncos se lo merece”, dijo. “Estoy desde 2014 y la gente me ha tratado tan bien desde el principio, con tanto cariño, que sinceramente quisiera terminar mi carrera aquí”.

 

 

Total
11
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*